Colombia. Dos masacres en el sur de Bolívar, días después de terminar la Segunda Caravana Internacional por la Vida y Contra el Despojo.

Vista de una población del sur de Bolívar Foto: Redher


El Defensor del Pueblo y las organizaciones convocantes de la segunda caravana internacional por el sur de Bolívar denuncian asesinatos ocurridos el 13 y el 17 de agosto de 2011. En una de las alertas urgentes se señala que cerca del lugar de los hechos estaban unidades del Batallón de Infantería Mecanizado Número 4 General Antonio Nariño.

La Federación Agrominera del Sur de Bolívar, Fedeagromisbol; la Comisión de interlocución del Sur de Bolívar, la Red de Hermandad y Solidaridad con Colombia, la Corporación Servicios Profesionales Comunitarios, Sembrar; la Asociación Nomadesc, el Capítulo de Víctimas Sur de Bolívar y Sur del Cesar y el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado, Movice, publicaron una alerta urgente el pasado 17 de agosto , 5 días después de finalizada la caravana internacional, en la que denunció la masacre en el sitio Casa Zinc, ubicado entre los corregimientos de El Dorado y Canónico del municipio de Montecristo.

Por su parte, el Defensor del Pueblo Vólmar Pérez condenó lo sucedido e informó de otra masacre en el corregimiento de Pozo Azul, municipio de San Pablo.

El comunicado

Dicen las organizaciones mencionadas que el 17 de agosto, aproximadamente a las 7 de la noche, en el sitio Casa Zinc, situado entre el Dorado y Canónico, corregimientos del municipio de Montecristo, incursionó un grupo de aproximadamente 20 hombres armados y uniformados, en compañía de un hombre que la comunidad reconoce como desmovilizado, de nombre Javier, alias “el enano”.

La población dijo que el grupo armado se identificó como Águilas Negras, uno de los nombres que en la actualidad usan los grupos paramilitares, y obligó a la población a reunirse. Dice el comunicado que El enano señaló a los señores Iván Serrano, tendero y habitante de la región; Luis Albeiro Ropero, joven minero de 18 años de edad, y al señor Pedro Sierra, de 37 años, agricultor, y los amarró.

La denuncia de las comunidades agrega que el grupo de hombres armados asesinó a Pedro Sierra delante de la comunidad.

Las organizaciones que estuvieron en la caravana también contaron que el grupo paramilitar torturó y asesinó a Iván Serrano y a Luis Albeiro Ropero. Debido a la incursión de dicho grupo, resultó herido el señor Carlos Palencia, agrominero de la región.

Fedeagromisbol indicó que desde el 28 de marzo de 2011 solicitó a Angelino Garzón, vicepresidente de la República; a Germán Vargas Lleras, ministro del Interior y de Justicia; Rodrigo Rivera, ministros de Defensa Nacional, a Viviane Morales, Fiscal General de la Nación, a Alejandro Ordóñez, Procurador General de la Nación; a Vólmar Pérez, Defensor del Pueblo; a Alberto Bernal, gobernador del departamento de Bolívar, y a otras autoridades, que convocaran con urgencia a la reunión de la Mesa de Interlocución del Sur de Bolívar, dados los elevados riesgos para la vida e integridad personal de los habitantes, los voceros y los representantes de la región.

Vólmar Pérez dijo a Vanguardia Liberal (viernes 19 de agosto de 2011) que «el registro de dos masacres en las que perdieron la vida siete personas en diferentes hechos de violencia en los municipios de San Pablo y Montecristo» (Bolívar) compromete a implementar medidas urgentes que «garanticen la integridad personal, el derecho a la vida y la libertad de sus habitantes en esa región».

Explican los habitantes de la región que el grupo armado estableció un retén en el camino que conduce del corregimiento de Canónico a Casa de Zinc desde las 3 de la tarde y retuvieron durante toda la noche a varios jóvenes habitantes de la comunidad que transitaban por allí.

Creen las organizaciones denunciantes que el grupo que hizo el retén llegó de los corregimientos de Dos Bocas y La Ventura, del municipio de Tiquisio, donde los habitantes saben de la existencia de una base paramilitar.

Dice la comunidad que en el corregimiento El Dorado, cercano al lugar de la masacre, se encontraban unidades del Batallón de Infantería Mecanizado Número 4 General Antonio Nariño, adscrito a la Segunda Brigada del Ejército Nacional, con sede en Malambo Atlántico. Según su versión, el Ejército estaba acantonado en el corregimiento el Dorado, justo desde el día anterior (16 de agosto), a una distancia de tan solo 20 minutos en carro del sitio donde ocurrió la masacre. De la misma manera, otros miembros del Ejército se encuentran en la vereda la Victoria, del municipio de Norosí, a tres horas de donde ocurrieron los hechos.

Las organizaciones de la Caravana, señalaron que han venido realizando alertas ante la presencia, fortalecimiento y crecimiento acelerado de los grupos paramilitares en la región. Agregan que el accionar paramilitar se ha observado principalmente en los municipios de Montecristo y Tiquisio y que no conocen de ningún tipo de acciones realizadas por parte de la Fuerza Pública para combatirlos.

El gobernador del departamento de Bolívar convocó a un Consejo de Seguridad para el sábado 20 de agosto en el municipio de San Pablo para analizar lo ocurrido en la región. Allí estarán el secretario del Interior, Roberto Camargo Payares, autoridades militares y de Policía, los alcaldes del sur del departamento.

About these ads


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 788 seguidores