Panel educativo distrital: una mirada desde la gestión en el distrito de Barranquilla

Con un homenaje a los profesores Alfredo Correa de Andreis y Jorge Emilio Murillo se inició el primer panel educativo distrital a cargo del colectivo Voces Maestras, con apoyo de Horizonte Magistral, Fundación Ágora y Casa Caribe de Solidaridad Agustín Contreras. En el evento se reflexionó en torno a los niveles de responsabilidad de los actores educativos. Los panelistas, desde diferentes espacios y perspectivas, debatieron el tema de la calidad educativa y plantearon algunas propuesta para fomentar la calidad y eficacia de esta.

Los ponentes del encuentro analizaron las políticas públicas adelantadas en el distrito y cuestionaron los logros de estas políticas en cuanto a  la calidad, ya que la administración del distrito ha enfocado sus esfuerzos únicamente en la construcción de megacolegios y la ampliación de cupos escolares. Según los participantes, para el Estado la calidad educativa depende de normas para estudiantes, que fijan sus criterios de calidad en los resultados de pruebas de evaluación.

En medio de fuertes críticas a la pedagogía desarrollista y tecnócrata, inspirada en la teoría del capital y la globalización, y al enfoque empresarial que es excluyente y generador de la cultura de la sobrevivencia, se abordaron distintos ejes relacionados con la calidad de la educación: el énfasis en el desarrollo cuantitativo de los sistemas educativos, el enfoque hacía los derechos humanos, estándares de competencias y competencias laborales. También se abordó la movilización estudiantil como fuente generadora de cambios, y el uso adecuado de la tecnología en los procesos de aprendizaje.

Según Edgardo Camargo, uno de los ponentes, “la educación no debe ser  llevada a los intereses del mercado, eso es acabar con la esencia de la misma. El fin de la educación no es sólo generar la productividad de la sociedad, la educación va más allá de esos límites”.


[VIDEO] Pisando Barro

En esta experiencia audiovisual se le da la palabra a voces de antiguos habitantes del barrio Antonia Santos, el cual hace parte de un sector popular llamado Ciudadela Juan Atalaya de la ciudad de Cúcuta- Colombia. En este se cuenta cómo fue el proceso de poblamiento, construcción y lucha para conseguir una vida digna desde el barrio y sus prácticas culturales, en medio de la violencia generada por el conflicto armado.

“Pisando barro” es el reflejo de una comunidad que busca entre sus memorias el reconocimiento de sus luchas y dificultades, con el objetivo de devolverle la dignidad a un sector social.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 791 seguidores