Paro de camioneros: la conversación con el Gobierno está en ceros

«Nosotros no nos quedamos callados, seguimos peleando así la vida nos cueste», afirmó Enrique Virviescas, representante de camioneros.

Continúa el paro de los camioneros exigiendo respeto a su actividad. Reclaman al Gobierno una baja en los costos del combustible.

El miércoles 16 de febrero en horas de la tarde los camioneros que secundan el paro se congregaron en estratégicos lugares de Bogotá: El Tintal, la Avenida Boyacá, la Avenida Ciudad de Cali, Fontibón y la Calle 13. En otros puntos del territorio nacional, también importantes vías han sido taponadas por los manifestantes.

Los bloqueos se registran especialmente en carreteras de Valle del Cauca, Caldas, Boyacá y los santanderes. Por más de 15 días los camioneros se han congregado para protestar por las medidas del Gobierno nacional; según ellos, se ven afectados económicamente a causa de la modificación de la tabla de costos operacionales, la cual les permite saber cuánto vale una llanta o lo que vale el desgaste del vehículo. En últimas, esta herramienta funciona para evidenciar el valor de su trabajo y para que no se recaiga en remuneraciones injustas.

Según el director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC) en Cundinamarca, Enrique Virviescas, alega que el Gobierno espera que los camioneros bajen los costos operacionales cuando el costo del galón de ACPM no baja. Los camioneros pagan el ACPM a $7.200 pesos por galón, en cambio la multinacional Drummond paga $3.200 pesos la misma cantidad (Transmilenio paga 4000 pesos).

Los trabajadores expresan que el Gobierno no coloca los peajes cada 130 kilómetros como se hace en otros lugares del mundo, en Colombia están cada 8, 15 y 25 kilómetros. Añaden que mientras en el resto del mundo se cobra 6 dólares en cada peaje, en Colombia a ellos les toca pagar 50, 70 y hasta 100 dólares.

El representante de los camioneros ha dicho que las negociaciones con el Gobierno están en ceros, pues el ministro de Transporte, Germán Cardona Gutiérrez, pretende que desbloqueen las vías para empezar a negociar. «Si en 10 días que presentamos el paro el ministro no quiso negociar, la culpa es de él que los camioneros estén respondiendo. El camionero siempre ha negociado, no es verdad que no queramos negociar», dijo Enrique Virviescas, representante sindical.

Los camioneros apuntan que la tabla de costos operacionales es un costo mínimo que ellos piden. «Si fuera una tabla de fletes habría que sumar el valor de lo que vale la tractomula, sería como mantener el capital estable, buscar el retorno del capital que no lo tenemos y seguridad social que tampoco la tenemos. Si fuera tabla de fletes habría que sumar como el 200%», aseguró el representante de los camioneros.

El Gobierno ha dicho que no se sentará a dialogar con los camioneros y transportadores hasta que no desbloqueen las vías y levanten el paro. Los transportadores y camioneros exponen que no dejarán de realizar ningún tipo de acción para oponerse a las medidas hasta que no sean liberados al menos 60 ó 70 transportadores y camioneros que actualmente se encuentran retenidos a causa de las protestas.

Por otro lado, al menos tres sindicatos de transportadores intermunicipales se vincularon al paro de camioneros el miércoles en la tarde. Según dicen los transportadores, la razón por la cual se adhirieren a la protesta es porque consideran que sufren las consecuencias de un trabajo en condiciones igual de difíciles a las de los camioneros, lo que los lleva a identificarse en una misma agresión que han sufrido transportadores en Fusagasugá, Bogotá y la costa norte.

El anuncio lo hizo el 16 de febrero el Secretario Nacional de Derechos Humanos del Sindicato Único de Trabajadores del trasporte de la central unitaria de trabajadores de Colombia (CUT), Daniel Orlando Gutiérrez Ramos.

«Recibimos la denuncia de los maltratos físicos a que han sido sometidos los compañeros en Fusagasugá, Bogotá y la costa atlántica, esto nos ha llevado a tomar la decisión de sumarnos al paro de los camioneros», comentó el representante de los transportadores. En el comunicado de prensa que los sindicatos ASOTRAIN, SINALTRAX y SNTT dieron a conocer ayer en horas de la tarde, ordenan un cese de actividades a todos sus asociados empezando desde las seis de la tarde del día de ayer. Según dijo Daniel Orlando Gutiérrez, el gremio que ellos representan, agrupa a 1.300 personas entre conductores y personas propietarias de vehículos transporte a las cuales han llamado a sumarse al paro.

«Tenemos reportes que en Fusagasugá ya empezó en firme, en Villavicencio está presente con nuestra seccional, Ibagué estaba esperando directrices y en el terminal de transporte se han disminuido en un 10% las actividades habituales», agregó Gutiérrez. Dentro de unas horas esperan que se sumen más conductores.

Los transportadores explican que se está violando la Constitución pues, según ellos, el Gobierno busca judicializar la protesta incluso antes de haberla iniciado. También señalan que la Fuerza Pública agredió a los manifestantes en Fusagasugá y dañó los vehículos que se encontraban en el lugar.



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s