Aumenta la tensión alrededor de la Hacienda Las Pavas (sur de Bolívar) ante la intención del retorno inminente de 123 familias desplazadas

Según denuncia la Asociación de Campesinos de Buenos Aires (ASOCAB) del sur de Bolívar, la vida de uno de sus miembros, el docente Eliud Alvear, corre riesgo tras el arribo a su casa este viernes 18 de febrero de un grupo de diez hombres con uniforme de la Policía Nacional acompañados de Mario Mármol —quien la comunidad define como «reconocido paramilitar»— y otros dos hombres vestido de civil que dijeron ser de la Fiscalía y que traían una orden de captura pero se negaron a identificarse ante la comunidad. En esos momentos, Alvear no se encontraba en su casa y hoy en día se encuentra en paradero desconocido.

La ASOCAB ha hecho pública su intención del retorno inminente de las 123 familias que la integran al predio en el municipio El Peñón (Bolívar) del cual denuncian haber sufrido desplazamiento forzado en 1996, 2003 y 2009. En declaraciones a la W Radio del lunes 14 de febrero su presidente Misael Payares afirmó que la fecha de retorno esta condicionada a la época de siembra que para él se acaba en las próximas semanas. En comunicado posterior, ASOCAB ratifica su intención de retornar pacíficamente a esas tierras. La finca de Las Pavas se encuentra en litigio jurídico por su posesión entre la ASOCAB y el Consorcio El Labrador, actual propietario de una parte de los predios cuyo objeto es la producción de palma aceitera e integrado por C.I. Tequendama (Grupo Daabon) y Aportes San Isidro S.A. Este consorcio causó el último desplazamiento de la comunidad en julio de 2009 a través de un desalojo policial cuya legalidad todavía tiene que resolver la Corte Constitucional.

Tras el anuncio de la intención de retorno, la comunidad ha denunciado la presencia de personas ajenas a la comunidad en el corregimiento de Buenos Aires «que vigilan constantemente a los líderes de ASOCAB» y la presión a ciertos miembros de ASOCAB por parte de integrantes del Consorcio Labrador, así como la quema por parte de desconocidos del salón comunal.

La comunidad también insiste en el daño ambiental que este consorcio palmicultor ha causado en la zona y que está detallado en diferentes informes como el de una Misión Internacional de Verificación sobre los Impactos de los Agrocombustibles en Colombia realizada en julio de 2009 y cuyos resultados fueron publicados por Foodfirst Information and Action Network.

Más información en http://retornoalaspavas.wordpress.com



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s