¿Por qué protestan contra el ESMAD?

El 24 de febrero de 2011 en la ciudad de Bogotá, unas 300 personas (en su mayoría jóvenes) se reunieron con el fin de rechazar el accionar violento de la Policía Nacional.

La jornada tuvo lugar en el centro de Bogotá donde se llevó a cabo un plantón que con discursos, arengas y actos artísticos buscaba denunciar y recordar los asesinatos perpetuados por el Escuadrón Móvil Anti Disturbios (ESMAD). Según el programa de televisión Contravía, hasta el momento son más de diez los casos que se encuentran en investigación por asesinatos presuntamente realizados por miembros de esta institución.

En el acto público convocado por el padre de Nicolás Neira, asesinado a golpes por miembros del ESMAD en 1 de enero de 2005, Yuri Neira, se hicieron presentes diversas organizaciones juveniles y estudiantiles. Los eventos más sobresalientes se llevaron a cabo en Bogotá, Cali y Medellín donde de forma trascendental se buscó evidenciar los homicidios de los jóvenes caídos a causa de la represión policial. He aquí una contextualización sintética y general de los episodios más recordados:

Jaime Acosta fue asesinado a quemarropa el 20 de noviembre de 2002 en Bucaramanga durante protestas en la Universidad Industrial de Santander (UIS). Según un comunicado reciente de la Corporación Jurídica Libertad (CJL), el joven de 18 años murió después de un disparo en el pecho del cual sus compañeros fueron testigos directos. Grupos universitarios se encontraban expresando su inconformismo por la disminución en el presupuesto, el aumento de la vigilancia privada y la aprobación de un nuevo Reglamento Disciplinario Estudiantil propiciado por la administración del rector de la época Miguel José Pinilla Gutiérrez. Los responsables de la muerte no fueron individualizados.

Nicolás Neira murió el 1 de mayo de 2005 durante la manifestación en motivo del día del trabajo en Bogotá. Neira fue golpeado severamente en el cráneo por miembros del ESMAD sufriendo fracturas irreparables. Luego de seis días en estado de coma, el joven de 15 años falleció. Pasaron 1.710 días para que la Procuraduría anunciara que el Escuadrón estaba implicado en los hechos. Yuri Neira, el padre de Nicolás y la persona que convocó a la movilización del pasado jueves, se propuso buscar justicia por el homicidio de su hijo. Él afirmó: «A pesar de que ha continuado la impunidad, a pesar de que me han detenido 24 veces, he tenido cuatro atentados por parte de la Policía Nacional, que he tenido un allanamiento, que me tocó irme del país, ellos se caen por su propia mano». Neira, en un discurso frente a la placa de su hijo en la carrera séptima con calle 17, concluyó resaltando que hace pocos días el que fuese director del ESMAD en esa época, el mayor de la Policía Julio César Torrijos Devia, fue detenido en los alrededores de Florencia (Caquetá) con 103 kilos de base de coca en su vehículo.

Jhonny Silva falleció el 22 de septiembre de 2005 después de que miembros del ESMAD ingresaran a la Universidad del Valle en la ciudad de Cali por órdenes del coronel Jesús Antonio Gómez Méndez y con la autorización del secretario de Gobierno Miguel Yusti. Fuentes universitarias dicen que en el predio se escucharon dos disparos durante los disturbios que se presentaban en contraposición al Tratado de Libre Comercio. El estudiante de 21 años murió inmediatamente por un impacto de bala en el cuello. No obstante, la Fiscalía ha archivado el caso por «falta de pruebas verídicas» en contra del capitán Gabriel Bonilla denunciado por testigos quienes lo vieron detrás del estudiante cuando recibió los disparos. Jesús Gómez, coronel de la Policía Metropolitana de Cali, aseguró que el ESMAD no porta armas de fuego y niega que hayan entrado al campus universitario.

Belisario Tamayo, un joven indígena de 16 años de la etnia Nasa, fue baleado el 10 de noviembre de 2005 durante los enfrentamientos con la Policía en el departamento del Cauca. Según lo mencionado por el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), los hechos se presentaron por el registro de ocupaciones de terrenos por parte de la comunidad indígena que fue desalojada de forma violenta por orden del gobernador del departamento Juan José Cháux. Después de casi seis años, se sigue esperando judicialización y sentencia frente a la muerte del joven y los heridos de los enfrentamientos.

El joven de 20 años Oscar Salas se encontraba en la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá el 8 de marzo de 2006 cuando tenía lugar una manifestación con el objetivo de rechazar el Tratado de Libre Comercio (TLC). El rector autorizó la entrada de la Fuerza Pública y durante la protesta un balín entró por su ojo izquierdo destruyéndole el cerebro. Durante la semana estuvo ausente de signos vitales, aunque testigos afirman que la clínica declaró su baja sólo hasta el fin de semana por orden del Gobierno para que se pudieran desarrollar con normalidad las Elecciones Legislativas que se desarrollarían el domingo 12 de marzo. Un ex patrullero del ESMAD que se encontraba el día de los hechos declaró ante la Procuraduría el 29 de enero de 2009 que es habitual que el ESMAD utilice armas no convencionales en estos enfrentamientos, sin embargo no hay responsables judicializados hasta el momento. La madre de la víctima alega que ha sido amenazada en repetidas ocasiones por estar al tanto de las investigaciones.

12 años de ESMAD

El ESMAD es un escuadrón creado en 1999 para el control de multitudes y la preservación del orden cuando éste rebasa las capacidades de la Policía. Sin embargo, en los principales medios del país se han conocido pruebas (videos, testimonios, entre otros) que esclarecen los abusos de autoridad en los que se han visto implicados; estas pruebas han sido gran insumo para la deslegitimación de esta fracción de la Dirección de Seguridad Ciudadana (DISEC). A pesar de que el Escuadrón fue creado durante el Gobierno de Andrés Pastrana, los actos más significativos se presentaron en el pasado Gobierno de Álvaro Uribe. El ex presidente después de conocer disturbios en la Universidad Pedagógica Nacional en el año 2008 en Bogotá autorizó la entrada de la Fuerza Pública a los predios educativos donde hubiese riesgo de entorpecer la «convivencia democrática». En lo que va corrido del año 2011, los miembros del ESMAD se han visto envueltos en situaciones como el desalojo a la fuerza de los manifestantes que resistían en el paro de camioneros, Juan Manuel Santos argumentó: «En este Gobierno no se aceptan vías de hecho». De igual forma, la semana pasada agentes del ESMAD arremetieron contra los estudiantes en el levantamiento estudiantil presentado en la Universidad Pedagógica por una suspensión de clases injustificada.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s