Historia del CNA en Nariño

En las décadas de los años ochenta y noventa se inician nuevas políticas para el campo colombiano dejando de existir en Colombia una política pública del Estado de carácter sectorial agrícola transformándose en una política macroeconómica basada en la privatización y la extracción de recursos naturales. Esto trajo como consecuencia una grave crisis a nivel de producción rural que golpeó principalmente a pequeños y medianos productores de café, algodón, arroz o papa, entre otros productos. Pero también implicó la transformación institucional del Estado a partir de lo cual fueron liquidadas entidades que servían sectorialmente al campo como bancos (Banco Cafetero, Caja Agraria, Concasa), entidades de asistencia técnica y el INAT (Instituto Nacional de Adecuación de Tierras), el INPA (Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura), el INCORA (Instituto Colombiano de Reforma Agraria) y reestructurando el Ministerio de Agricultura.

Los sectores sociales afectados tanto por las transformaciones del Estado como por sus políticas reaccionaron de múltiples maneras, principalmente a través de movilizaciones sectoriales y regionales exigiendo soluciones a estas crisis. En estas movilizaciones muchas organizaciones campesinas regionales se fortalecieron y otras fueron surgiendo en diferentes departamentos del país.

Los días 1 y 2 de septiembre de 1995 y en el marco del desarrollo de un paro nacional cafetero en la ciudad de Ibagué (Tolima) con la participación de aproximadamente 15.000 campesinos provenientes de diversas regiones del país (Tolima, Antioquia, Valle del Cauca y Huila) y que tomaban parte en la movilización de productores cafeteros convocada por la Asociación de Pequeños y Medianos Agricultores del Tolima (ASOPEMA) se realizó el “Primer encuentro campesino, sindical, popular y estudiantil”. Una de las principales conclusiones de este evento fue la de constituir un espacio nacional en el que confluyeran diversas expresiones organizativas del país. Con esta idea, diversos foros departamentales tomaron lugar hasta que en febrero de 1997 tuvo lugar en la ciudad de Bogotá el “I Foro Nacional Agrario” que dio origen formal al Coordinador Nacional Agrario. Esta situación fue ratificada un año después en el “II Foro Nacional Agrario” realizado también en Bogotá en octubre de 1998.

Mandato Agrario del CNA
Desde su conformación, el Coordinador Nacional Agrario (CNA) ha realizado movilizaciones regionales y nacionales: las tomas a entidades estatales y vías y marchas a ciudades han hecho parte de su acción política en defensa del campesinado y de la población rural. En el año 2000 se inicia la discusión sobre la plataforma política y la propuesta que como organización campesina y rural se le hacía al país. En el año 2003, organizaciones y comunidades afrodescendientes, indígenas y campesinas aportan ideas para construir una propuesta de política de Estado para el campo y las comunidades rurales en el Congreso Nacional Agrario expresadas en el Mandato Agrario que abarca los siguientes ejes: 1) Derecho a la vida, plenas libertades democráticas y respeto a los derechos humanos; 2) Soberanía y seguridad alimentaria; 3) Alternativas al ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) y a los acuerdos de libre comercio; 4) Derecho a la tierra; 5) Reconstrucción de la economía agropecuaria y agroalimentaria; 6) Protección del medio ambiente; 7) Política concertada con cultivadores de coca, amapola y marihuana; 8) Derechos sociales, económicos y culturales del campesinado, indígenas y afrodescendientes; 9) Reconocimiento político al campesinado; 10) Reconocimiento de las mujeres campesinas, indígenas y afrodescendientes y sus derechos; 11) Derecho a la territorialidad; 12) Fin al desplazamiento forzado; 13) Solución política del conflicto social y armado; y 14) Unidad.

Para febrero del año 2008, el CNA realiza su tercera asamblea en donde sintetiza sus planteamientos en los siguientes principios rectores de su acción política: Territorio, Identidad y cultura, Vida digna y bienestar, Soberanía y autonomía y Unidad.
CNA en Nariño
Ahora bien, el departamento de Nariño sufría por ese entonces los mismos efectos de la crisis agraria del país entero y entonces encuentra identificación con la plataforma política del CNA. Para el año 2004, el CNA intenta reunir en el departamento a toda organización social que quisiera confluir en un espacio político en donde se toma en cuenta al campo y al campesinado como actor primario de cambio social y eje de desarrollo económico. Es así como organizaciones y personas de sectores sindicalistas, estudiantes, campesinos e indígenas llegan para compartir los propósitos del CNA.

Tiempo más tarde, el CNA sentó la línea de construcción de su seccional en Nariño en lo agrario para que así las comunidades campesinas del departamento tuvieran más campo de expresión. Entre los municipios que participaron en estos inicios están Cumbal, La Florida, Túquerres, y aquellos del Pie de Monte Costero como Ricaurte, Mallama, Barbacoas y Tumaco. Fruto de este lineamiento, el CNA Nariño organizó un Coordinador Zonal compuesto por municipios de la zona norte y de la zona sur de Nariño. El propósito era organizar los comités agrarios y el fortalecimiento de las organizaciones ya existentes.

El CNA Nariño ha ido creciendo y fortaleciendo su trabajo con el transcurrir del tiempo y con la socialización y el empoderamiento de campesinos y campesinas en los ejes sobre los cuales está planteada la plataforma política del CNA. Es así como entran a ser parte de su estructura el Comité de Integración del Macizo Colombiano (CIMA) y el Comité de Integración del Galeras (CIGA) “Mateo Kramer”.

La historia del CIMA es la historia de las marchas, tomas de alcaldías, paros en la carretera Panamericana, cabildos municipales abiertos, arte, cultura, campamentos, asambleas y eventos masivos de autoconstrucción de región. Con la movilización y las propuestas generadas en largas jornadas de autorreflexión, el CIMA hoy reúne a organizaciones de 24 municipios: 15 en el Cauca y 9 en Nariño. Las del norte de Nariño entran a ser parte del CIMA con la movilización del suroccidente colombiano de noviembre de 1999. A partir de ese momento, las organizaciones municipales de San Pablo y San Lorenzo lideran un proceso de articulación social del que hoy en día hacen parte organizaciones campesinas de los municipios de Arboleda, Albán, Las Mesas, La Unión, Colón, Cartago y Taminango.

Por su parte, el CIGA surge hacia el año 2008 a partir de la necesidad de organizar al sector campesino que se encuentra alrededor de la circunvalar del volcán Galeras en lo que se ha denominado zona centro del departamento de Nariño. Las organizaciones que pertenecen al CIGA se encuentran en los municipios de Pasto, Sandoná, Yacuanquer y Chachagüí. El CIGA es una organización muy joven que comparte los principios políticos e ideológicos del CNA. Una de las actividades más visibles de sus integrantes es la conformación de las escuelas agroambientales, las cuales son un espacio de aprendizaje donde las familias campesinas que posean o no una pequeña parcela o huerta se comprometen a desarrollar una cultura de intercambio de saberes entre el grupo. La metodología utilizada es la de “campesin@ a campesin@” en donde cada quien socializa sus conocimientos generando así lazos fraternos entre los integrantes de las comunidades, compartiendo experiencias y asegurando el aprendizaje.

Entrada relacionada


One Comment on “Historia del CNA en Nariño”

  1. […] de Colombia ← Historia del CNA en Nariño Crónica de la Minga en defensa de la vida en Cajamarca […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s