Primera Escuela Política Departamental del CNA Nariño

Construyendo espacios para la escuela

Entre los días 19 y 22 de mayo de 2011 se lleva a cabo la primera sesión de la Escuela Política Departamental del Coordinador Nacional Agrario (CNA) en el corregimiento de El Encano (municipio de Pasto, Nariño). La escuela tiene como objetivo fortalecer la capacidad política e ideológica de los miembros de las cuatro organizaciones campesinas adscritas al CNA del departamento de Nariño: Comité de Integración del Macizo Colombiano (CIMA), Comité de Integración del Galeras (CIGA), Coordinador Agrario Nariñense del suroccidente del departamento y la Red de Agro sembradores y Chagreros de la Cordillera Nariñense. Al evento asisten diez personas de cada una de las organizaciones mencionadas.

El inicio del evento contó, en primera instancia, con una mística, espacio que se dedica en cada evento campesino del CNA para ofrendar a la madre tierra la fuerza, la voluntad y la capacidad personal y organizacional puesta en cada uno de los procesos sociales que se desarrollan. Luego siguió la presentación histórica del CNA en Colombia y en Nariño y su impacto nacional e internacional, además de la fundamentación histórica del movimiento campesino y las organizaciones que a nivel latinoamericano y mundial lo representan y forman parte importante del evento para reafirmar el conocimiento y sentido de pertenencia que los campesinos y campesinas tienen.

Equidad de género desde la escuela

Unido a esto, la coordinación departamental presentó un análisis general de coyuntura de la situación del país en los aspectos político, económico, social, cultural, ambiental y en derechos humanos y su incidencia en la vida nacional, regional, departamental y local. El CNA tiene la finalidad de que la escuela «contribuya a dinamizar el trabajo de movilización de propuestas políticas y de resistencia a las medidas del despojo impuestas por el Gobierno y multinacionales».

El fundamento pedagógico de las escuelas del CNA se basa en la metodología llamada “de campesin@ a campesin@” que, según explica el CNA, «ha sido aplicada y sistematizada como herramienta idónea para hacer capacitación y formación rural en contextos de comunidades de economías y cultura propias a la vez que permite dejar agrosembradores o dinamizadores empoderados en la comunidad campesina y la sociedad». La escuela tendrá como premisa “aprender haciendo” que consiste en la realización de «talleres y jornadas de intercambio de saberes, quereres, sabores, prácticas y experiencias» con el grupo de personas que participarán en la formación.

Los temas de la escuela girarán en torno a tres ejes (actualidad e historia, territorio y soberanía y derechos humanos y sectoriales) y en la misma participarán 35 mujeres y hombres de 23 municipios nariñenses quienes han sido seleccionados en las escuelas zonales de acuerdo al desempeño y compromiso personal con respecto a los procesos que el CNA adelanta y a la cobertura geográfica teniendo en cuenta los criterios de equidad de género y generacional.

Rescatando soberanía alimentaria desde la escuela

«Me parece bueno que hayamos llegado todos a quienes nos invitaron —afirma Rosa Rodríguez, una de las participantes en la escuela— y más porque llegaron muchos jóvenes y entonces así una ve que ellos van a ayudar a luchar y se van a preparar para saber lo que hay que hacer, porque las escuelas del CNA son buenas porque nos enseñan lo que no aprendimos en la escuela, peor los que no fuimos ni al colegio». Y añade: «Aquí sabemos cómo va el país y podemos leer cosas que nunca leímos y oímos cosas de otra manera y no como cuando llegan las entidades del Gobierno a decirnos sobre el campo y lo que tenemos que hacer contaminando nuestras parcelas y nuestros animales. La formación en estos temas, nos ayuda a compartir más cosas con nuestros amigos y vecinos de las veredas y a ser mejores líderes».

Algunos asistentes destacan la fraternidad con la que se reciben y en general se tratan entre los participantes del evento, la motivación por capacitarse y poder desarrollar mejor su trabajo social en las comunidades y la renovación de la fuerza de lucha que se siente en el lugar.

Plataforma política del CNA

La música fortalece la identidad campesina

El Coordinador Nacional Agrario ha reflexionado y analizado la situación del campo colombiano para aportar propuestas que resistan frente a las perspectivas que desde las políticas estatales se proponen para el campo colombiano, las cuales, según afirma el CNA, «tienen un perfil neoliberal y pretenden acabar con las familias de economía campesina, indígena y negra; es decir “un campo sin campesinos”». En tal sentido, esa plataforma política se sintetiza en el llamado Mandato Agrario que se apoya en «el fortalecimiento de la movilización social y la unidad de las organizaciones populares para detener el despojo y el genocidio». El CNA denuncia que los gobiernos departamentales y municipales y las entidades estatales del sector agropecuario así como empresas multinacionales «vienen impulsando un modelo de desarrollo totalmente equivocado con base en preceptos neoliberales que atentan contra la cultura andina y afrodescendiente poniendo en riesgo la supervivencia de las generaciones del futuro al inducir a las familias del campo a someterse a los paquetes de despojo y de globalización».



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s