Primeras Jornadas Antimilitares en Manizales

El tercer fin de semana de mayo de 2011 Manizales albergó las Primeras Jornadas Antimilitares organizadas por el Colectivo Rayuela con personas y colectivos invitados de Pereira, Medellín y Bogotá. Estas jornadas se desarrollaron en dos sesiones (sábado 21 y domingo 22 de mayo) y en distintos espacios de la ciudad: el escenario principal fue la sede del sindicato de jubilados de las empresas públicas ( Ajumpempublicas). Otros espacios elegidos por el colectivo organizador fueron el túnel de la 51 y el Parque Caldas; en el primero se realizó una intervención en el espacio público a modo de grafitti y en el segundo se realizó la actividad lúdica llamada “bombas explosivas”.

Las ponencias tenían como eje transversal el antimilitarismo; éste permitió que los ponentes desarrollaran el tema desde distintas perspectivas y lo ubicaran en distintos espacios como la universidad y el movimiento estudiantil, el discurso militarista y la perversión del lenguaje o presos políticos y falsos positivos. También tuvieron lugar la presentación de dos campañas antimilitaristas: “Salió el caimán” del colectivo Accionarte de Medellín y “Por el Des-control de nuestras vidas” de la Red Libertaria y Popular Mateo Kramer. La primera tiene como objetivo la sensibilización sobre la presencia de bases militares norteamericanas en Colombia y su relación con proyectos de empresas multinacionales; la segunda abarca varios ejes: objeción de conciencia, bases militares norteamericanas y brutalidad policial.

El domingo el evento inició a las 3 de la tarde con la ponencia “Las mujeres antimilitaristas” a cargo del colectivo Accionarte de Medellín que también aprovechó el espacio para profundizar un poco la discusión sobre la presencia militar norteamericana en Colombia haciendo uso de mapas que permiten ubicar las bases militares y distintos enclaves estratégicos para los intereses norteamericanos. En un segundo momento la Red de Comunicación Alternativa de Manizales presentó el documental “Somos alzados en bastones de mando” elaborado por el Tejido de Comunicación de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN). A su vez, la Red de Comunicación Alternativa de Manizales y el Colectivo Rayuela presentaron la campaña “DesÁrmate: Acciones directas por la vida”. La última ponencia de la tarde estuvo a cargo del colectivo el Club de los Cronopios de Pereira e intitulada “Antimilitarismo y violencia revolucionaria”.

Las dos sesiones cerraron con intervenciones musicales: el sábado a cargo de Fahrenheit Hard- rock y Endless War Crust’n’Roll, ambas de Manizales; y el domingo el espectáculo lo brindó la agrupación de Hip-Hop Ecos del Asfalto de Manizales. Ya finalizada la jornada el Colectivo Rayuela dejó abierta la invitación para las segundas jornadas antimilitares Manizales 2012.

Desde las montañas manizalitas se hace un llamado antimilitar

Club de los Cronopios

Al ritmo del hip hop, hard core punk y con la lluvia como compañera se realizaron las Primeras Jornadas Antimilitares de Manizales. El evento congregó durante dos días a colectivos de Medellín, Manizales y Pereira y, aunque la asistencia no fue la esperada, se abre con estas jornadas la posibilidad de articulación de las organizaciones antimilitaristas del país a través de la plataforma DesArmArte presentada por la Red local de Comunicación Alternativa de Manizales. DesArmArte plantea coordinar las acciones que desde diferentes lugares del país se adelantan para luchar contra el flagelo de la sociedad militarizada.

Nuestras calles ya no son espacios seguros para la reunión de los jóvenes, nuestros barrios han sido entregados a la Fuerza Pública esterilizando toda posibilidad de creación cultural y resistencia. La criminalización de nuestros espacios, universidades y colegios «es parte de una estrategia que no sólo busca hacer más difícil hacer un graffiti, sino también toda opción de cambiar el orden social existente», afirmaba un ponente de estas jornadas durante la discusión académica que también hizo parte de estas jornadas. Durante las jornadas se realizaron varias expresiones culturales y de muralismo.

El colectivo organizador Rayuela fue el encargado de dar apertura y cierre a estas jornadas invitando a todas las organizaciones del país a sumarse a esta danza de los colores que es la resistencia contra la opresión militar en nuestro país y comprometiendo al colectivo manizalita a la organización de las Segundas Jornadas Antimilitares.

 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s