Melba Rincón (ADE): «De no lograr nada en la negociación estamos preparando el paro nacional indefinido al cual estamos llamando a la comunidad y a los padres de familia»

Melba Rincón, tesorera de la ADE.

Durante la audiencia pública realizada el día 26 de mayo en Bogotá en la que los representantes de los docentes entregaron el informe sobre la negociación con el Gobierno en el tema de la educación pública nos fue concedida una entrevista por Melba Rincón, tesorera de la Asociación Distrital de Educadores (ADE), sindicato de maestros de Bogotá afiliado a la Federación Colombiana de Educadores (FECODE).

¿Cual es la razón de esta concentración de docentes en la plaza de Bolívar?

MR: Quisimos realizar una gran audiencia pública igual que en todas las capitales del país en la cual estamos entregando a los maestros el informe de lo que va hasta este momento de la negociación. Han trascurrido mas de 20 días en la negociación y la ministra de Educación, en la etapa en que estamos, a punto de terminar el 2 de junio no quiere discutir lo que corresponde a la política educativa y a la parte prestacional de los maestros. Creo que hemos entrado en la recta final de la negociación en la cual el Gobierno ya asume que no va a darle cumplimiento a las peticiones que ha consagrado la Federación Colombiana de Educadores en este pliego de peticiones. Estamos en estado de alerta y llamando al magisterio para iniciar el paro nacional.

 ¿Cuáles son las peticiones del magisterio?

MR: Las peticiones concretas que faltan por negociar son las que tienen que ver con el régimen prestacional, la privatización de la educación, contra el modelo de concesiones que ha establecido el Ministerio de Educación de construir los colegios con los dineros públicos y entregarlos al sector privado para que los administre y contrate los maestros. Estamos contra la privatización de la educación porque es un derecho y es obligación del Estado prestarlo y no a través de intermediarios. En este momento en las regiones encontramos maestros sobrantes en cada una de las instituciones, los están mandando fuera del casco urbano a trabajar.

 Cuando dice sector privado, ¿concretamente a qué empresas se refiere?

MR: Aquí en Bogotá tenemos colegios en concesión con Colsubsidio, Fenalco, el Gimnasio Moderno o la Universidad Minuto de Dios. Todos esos colegios han sido entregados durante los gobiernos anteriores; en el gobierno que nosotros hemos llamado social, el del Polo Democrático, logramos parar estas concesiones. Pero una vez terminen estas concesiones, ya han escuchado al secretario de Educación, Carlos José Herrera Jaramillo, manifestando la necesidad de volver a reabrir las concesiones y el leasing, el cual es una modalidad del neoliberalismo que tiene que ver con los arrendamientos de los colegios.

Cuando ustedes mencionan que se están entregando en concesión los colegios, ¿hay dinero de por medio y de cuánto estamos hablando?

MR: Claro que hay dinero de por medio. Primero, dineros públicos porque la construcción de los colegios se hace con presupuesto del Estado; y segundo, se le entrega a esas entidades que entran a administrar esos colegios el pago por cada estudiante. Un estudiante en un colegio público se le da un promedio de 1.050.000 pesos mientras que en los colegios en concesión se entrega 1.800.000 y en los colegios en convenio se entrega 1.500.000 por cada estudiante. Se le da más dinero al sector privado que al sector público.

¿Qué piensan hacer las maestras y maestros?

MR: Las maestras y los maestros estamos aquí en pie de lucha, entendiendo que es una lucha dura porque es contra el neoliberalismo que es una política. Estamos en este momento en la negociación del pliego; de no lograr nada en la negociación estamos preparando el paro nacional indefinido al cual estamos llamando a la comunidad y a los padres de familia. Es una lucha en la cual tenemos que ganarnos la comunidad porque la comunidad no ha entendido que hay que defender la educación pública. Esto usted lo refleja también con lo que está pasando con las universidades. Hoy la reforma a la Ley 30 lo que busca es el ingreso del capital privado a las universidades públicas para volver la educación una mercancía y no un derecho, igual que ha pasado con la salud en este país.

¿Cuáles son los argumentos que da el Gobierno para no reconocer las peticiones de los docentes?

MR: Los argumentos que tiene el neoliberalismo: la defensa del mercantilismo, la defensa de “la calidad”. No se preocupa por mejorar la calidad de la educación estatal, sino cómo le regala el negocio a los particulares para que cada día llenen sus bolsillos.

 ¿Para cuándo sería ese paro indefinido?

MR: Nosotros tenemos junta nacional de FECODE el 3 de junio y el 2 de junio que terminan las negociaciones tenemos marchas en todo el país nuevamente y la junta nacional de la Federación recogerá el consenso a nivel nacional porque también necesitamos tener todas las condiciones para salir adelante en este paro.

¿Es muy complicado obligar al Gobierno a reconocer esos derechos?

MR: Claro. Si la actitud de estos gobiernos fueran favorables al pueblo, las cosas serían distintas pero después del paro viene la represión. Y eso también implica que los maestros tengamos que acondicionarnos porque vienen las sanciones y estar preparados para enfrentar esas sanciones.

¿Y qué van a hacer los maestros y maestras para enfrentar un momento que como usted señala es tan complicado?

MR: Pues tenemos que reforzarnos ideológicamente porque el hambre y las necesidades son primordiales y con eso juega el Estado.



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s