Circo violento

Agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y empleados del circo terminan con violencia las protestas pacíficas de la comunidad estudiantil frente al Circo Hermanos Gasca en Ibagué (Tolima).

por Andrés Camilo Vega V.

Desde el 13 de mayo de 2011, día en que el Circo Hermanos Gasca se presentó por primera vez en la ciudad de Ibagué, estudiantes y profesores de la Universidad del Tolima y de diversos colegios hicieron plantones frente a las carpas de la empresa circense con el objetivo de rechazar el uso que se hace de animales salvajes y el maltrato físico y psicológico que parece darse allí, como afirma un estudiante universitario: «Estábamos diciendo pugnas hacia el circo de los Hermanos Gasca que maltrata a los animales y también simplemente los explota». En la protesta hubo heridos de la comunidad estudiantil, lo que generó temor entre los manifestantes a futuras agresiones. Este caso fue muy similar a sucesos violentos alrededor de protestas contra el circo en ciudades como Cali y Villavicencio.

Al plantón inicial se llegó después de una labor “voz a voz” adelantada por las redes sociales de internet y se hizo cuando el circo abrió sus puertas al público. Trescientas personas asistieron a la concentración de protesta, ocurrida donde se hace el espectáculo, en la carrera quinta con calle 42, el mismo sitio en el que están las piscinas olímpicas.

Al llegar encontraron aproximadamente a 25 agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y diez de la Policía Militar, aparte de la gran cantidad de policías que se encontraban cuidando las carpas. Estos agentes estatales agredieron a los manifestantes cuando detuvieron el tráfico vehicular por el carril de bajada de la carrera quinta. Pero lo más grave sucedió cuando los mismos empleados del circo y otras personas, al parecer contratadas por los dueños del espectáculo, también atacaron con palos, piedras y elementos cortopunzantes a los estudiantes que protestaban, incluidos menores de edad. Diez personas tuvieron heridas leves y debieron ir a un centro médico para que las atendieran y suturaran la cabeza, mientras un estudiante resultó con dos costillas fracturadas.

Nuevas protestas y denuncias

La indignación originó nuevas manifestaciones los días 16 y 17 de mayo a las cuales se sumaron nuevos estudiantes para rechazar tanto la presencia del circo como estos actos de violencia donde se repitieron las agresiones hacia los estudiantes. El grupo de personas críticas de las actividades del circo denunciaron que lo más grave fue que ni la Policía ni el ESMAD hicieron nada para impedir los ataques de quienes les agredían ya que tampoco practicaron ninguna detención y en cambio sí retuvieron a 16 estudiantes durante las manifestaciones. Los estudiantes fueron puestos en libertad a las pocas horas sin imputarles cargo alguno.

Un estudiante de la Universidad del Tolima cree que lo han estado persiguiendo personas ajenas a la autoridad y teme por su vida: «He tenido que acudir a la Defensoría del Pueblo ya que estoy siendo perseguido y temo por mi seguridad». Muchos manifestantes decidieron no regresar a la protesta por temor a agresiones y persecuciones y a poner en riesgo su vida.

En estos momentos las personas lesionadas ya hicieron las respectivas denuncias ante la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo y los hechos se encuentran en un proceso de investigación por funcionarios públicos de dichas entidades por lesiones personales, omisión y abuso de autoridad.

La polémica con el Circo Hermanos Gasca

Pero esta no es la única vez que suceden estos hechos con el Circo Hermanos Gasca como protagonista. El circo ya es conocido en el ámbito de las organizaciones defensoras de los derechos de los animales y denunciado tanto por la presencia de éstos como por el maltrato que supuestamente sufren los protagonistas del espectáculo. Las protestas contra el circo creado en 1938 en México han llegado hasta sus presentaciones en otros países americanos con base en los diferentes métodos de entrenamiento que reciben animales salvajes para modificar su comportamiento y rutina de vida con un fin lucrativo además del encierro y las condiciones ambientales a la que son expuestos.

En Colombia, también en Villavicencio (Meta) manifestantes en defensa de los animales denunciaron en marzo de 2011 que fueron atacados con piedras por empleados del circo mientras estaban dentro de una camioneta de la Policía que los obligó a subir a la fuerza. Ese día acabó con 25 manifestantes detenidos. En Cali (Valle del Cauca) un estudiante denunció que fue brutalmente golpeado y amenazado por dos hombres, al parecer empleados del circo, cuando se encontraba con dos compañeras en una protesta en el año 2009. Esto demuestra que Ibagué no es la única ciudad donde han ocurrido estos hechos ya que en años anteriores han venido presentándose casos muy similares en diferentes ciudades del país donde la Fuerza Pública no ha tomado las medidas necesarias para tener un control sobre los hechos y en donde el Gobierno nacional aún no se pronuncia.


2 comentarios on “Circo violento”

  1. TOPOS dice:

    NO ES CON PROTESTAS CALLEJERAS QUE PERJUDICAN A LA CIUDADANÍA ,SINO PRESIONANDO A LAS AUTORIDADES A TRAVÉS DE LAS ASOCIACIONES DE DEFENSA DE LOS ANIMALES QUE SE PUEDE HACER TOMAR CONCIENCIA A LOS EMPRESARIOS

  2. Quisiera tener contacto con uno o varios de los estudiantes agredidos, con el fin de hacer una nota periodística a manera de denuncia. ¿Cómo puedo hacer?

    Gracias!!


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s