Organizaciones sociales y populares convocan al Tercer encuentro social y popular de la Sabana de Bogotá

Mapa de Bogotá, el departamento de Cundinamarca y su localización en Colombia Elaborado a partir del IGAC (haga click para ampliar)

Con el lema «Por un territorio posible», los próximos días 20 y 21 de agosto de 2011 se realizará el Tercer encuentro social y popular Sabana en el municipio de Madrid (departamento de Cundinamarca).

En junio de 2008 tuvo lugar el primer encuentro de organizaciones de la Sabana de Bogotá, llamado Foro Social Sabana, en el municipio de Facatativá. En ese año, 225 organizaciones sociales y comunitarias se encontraron con el objetivo de «reconocer el territorio y construir alternativas de vida». Ese espacio convocó al que se llamó segundo Encuentro Social Sabana en agosto de 2009 con la idea de Hycha yunga mhuykyta, en muisca, que quiere decir “Otra Sabana de Bogotá es posible”.

Una idea central de los tres encuentros ha sido también el reconocimiento de que «el modelo de desarrollo existente en la Sabana genera pobreza, exclusión y atraso para las comunidades y habitantes». Además, deja «ríos contaminados, suelos infértiles, altos impuestos, bajos salarios por más trabajo y enfermedades»; señalan estos eventos que la realidad de este modelo es que «se basa en el libre comercio beneficiando a empresarios y magnificando las utilidades de empresas extranjeras multinacionales».

Así, en el nuevo encuentro en Madrid, se reunirán más de 500 personas —estudiantes, maestros, trabajadoras, educadores populares, organizaciones campesinas, y de mujeres, jóvenes— de organizaciones sociales y populares, pobladores de la Sabana de Bogotá y delegaciones invitadas, «comprometidas por comprender y transformar la crónica realidad social colombiana». Todas ellas se reúnen en el llamado Tercer Encuentro Social y Popular de la Sabana de Bogotá.

Bogotá, ciudad-región

La Sabana de Bogotá asiste en la actualidad a una transformación que los organizadores del foro afirman que responde a una dinámica de competitividad y de inserción de la región en la dinámica mercantil global: «Esta realidad empieza a percibirse en la materialización de grandes proyectos agroindustriales; en la ampliación de las vías de acceso a la ciudad; la privatización de los servicios públicos de toda la región; la construcción de grandes bodegas en los municipios aledaños a la ciudad; en la constitución de monopolios y oligopolios de producción de determinados productos y prestación de determinados servicios; en la mercantilización de la salud y la educación; la llegada de nuevas empresas multinacionales; en la densidad del aire que respiramos y la contaminación de las fuentes hídricas; en la venta de los recursos naturales vitales para nuestra supervivencia; en resumen, en la llegada de políticas neoliberales que intervienen en la cotidianidad de pobladores y pobladoras de este extenso territorio».

Es por ello que el equipo coordinador del foro afirma que este encuentro se ha convertido en un espacio regional de discusión, formación y articulación para las distintas organizaciones sociales y populares que trabajan en los 27 municipios de la Sabana de Bogotá. Así, «desde el año 2007 se viene desarrollando este proceso buscando reconocer los principales conflictos territoriales generados por la implementación del modelo de desarrollo neoliberal buscando construir alternativas frente al lugar en el que queremos vivir».

En el documento que acompaña la convocatoria se ofrecen datos concretos de la degradación de las condiciones de salud, empleo, educación, servicios públicos y acceso a tecnología, así como la expansión de la pobreza. Las razones de esta situación las entregan las mismas organizaciones convocantes: «las disparidades en lo que respecta a la distribución del capital entrante, al igual que sucede en el país y en el mundo entero y la concentración de la riqueza en manos de algunas familias colombianas y empresas extranjeras». El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) entrega cifras que ilustran lo anterior: el 6,31% de la población bogotana y el 19,88% de la cundinamarquesa se encuentran en la indigencia; además, según el Departamento Nacional de Planeación, 869.524 personas, más del 40% de la población, estaban en 2003 fuera de toda atención en términos de salud y de los 116 municipios de Cundinamarca, sólo 53 cuentan con agua potable.

Temas del encuentro

Los temas del encuentro del próximo fin de semana se reúnen en tres ejes: educación y trabajo, medio ambiente y territorio, y política de seguridad democrática y militarización del territorio.

El foro centra sus críticas en la propuesta de conformación de Bogotá y Cundinamarca como una ciudad-región, que la gobernación de Cundinamarca, la Alcaldía de Bogotá y la Corporación Autónoma Regional (CAR) de la Sabana plasman en un proceso que se materializa en la constitución de la Mesa de Planificación Regional Bogotá-Cundinamarca y del Consejo Regional de Competitividad. Ambas instancias, la Mesa y el Consejo, abren la puerta a una planificación entre el Distrito, la gobernación, el Estado y los gremios empresariales, cuyo objetivo es articular las dinámicas de comercio interno para potenciar la competitividad de la región e insertarla de pleno en el mercado internacional. Las prioridades pasan a ser el flujo de mercancías y la comunicación entre ciudades estratégicas. El proyecto incluye la creación de vías ferroviarias, la adecuación de la cuenca del río Magdalena para el transporte de mercancías por esta vía, el mejoramiento de carreteras y la ampliación del aeropuerto El Dorado.

En ese sentido, preocupan especialmente los proyectos que afectan la soberanía alimentaria, ya que «La tecnificación de la producción agrícola a una escala agroindustrial supone la implementación de cultivos transgénicos a manera de monocultivos. Esto tiene serias consecuencias para el ecosistema ya que con la implementación de estos cultivos se infertiliza la tierra y se contaminan las fuentes hídricas de la región».

Sabana de Bogotá, territorio muisca

El territorio indígena muisca se extendía por el norte hasta Cerinza y por el sur y oeste hasta las pendientes que llevan al valle del río Magdalena limitando por el este con la cadena montañosa del Sumapaz y hacia Sogamoso y Santa Rosa. Las organizaciones convocantes del Tercer encuentro social y popular Sabana entienden que más que una delimitación geográfica es importante destacar la concepción indígena del territorio que sostuvo una civilización ecosistémica. En ella la pregunta no era “¿de qué manera acomodar el territorio a nuestras necesidades?”, sino “¿Cómo acomodarnos a la realidad del territorio?”, lógica que contempla que las personas somos naturaleza y que no es coherente hacer daño a la madre tierra. El pensamiento muisca pervive en el Cabildo Mayor Muisca de Bakata (Bogotá) y en los cabildos de Cota, Chía y Sesquilé.

Para mayor información:

http://encuentrosocialypopularsabana.blogspot.com



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s