Performance de infarto el 7 de septiembre de 2011 en Bogotá. Registro fotográfico de la marcha por el derecho a la educación.

La marcha por el derecho a la educación se convirtió en una puesta en escena provocadora para toda persona que estaba allí, adentro y afuera, participando y observando… incluso para aquellas que tenían que defender el orden. En cada registro fotográfico hay varias historias, que se descubren según el ángulo que usted escoja para mirarlo. Llega ahora un ejercicio pedagógico e informativo cargado de sorpresas.

Fotos: Notiagen

Una marcha del sector educativo de millares de personas pone de nuevo en alerta al país y al mundo por las propuestas gubernamentales de reforma a la educación, que están llevando a la pérdida de autonomía en las universidades públicas. Según indican los estudios hechos por La Mesa Amplia Nacional Estudiantil, MANE, una de las organizaciones convocantes de la jornada. Eso se traduce en que se está entregando la educación al sector privado y con ello no podrán estudiar muchas personas que carecen de la capacidad económica, que responda al ánimo de lucro. (véase http://redrevuelta.org/es/index.php?).

Profesores y estudiantes empezaron a reunirse desde las 10 de la mañana en el Planetario Distrital (en la calle 26, centro de Bogotá), para luego dirigirse juntos hacia la Plaza de Bolívar (en la calle 11). La Plaza es el lugar predilecto de expresión colectiva de la ciudad, donde se exponen denuncias y propuestas y por lo general se muestra la capacidad de movilización de quienes convocan.

Había entusiasmo en las personas que recorrían la carrera séptima y estaban listas para iniciar el camino hacia la plaza o para continuarlo, en el caso de estudiantes de la Universidad Nacional, la Universidad Pedagógica, la Universidad Distrital, el Sena, la Incca, el Inpahu, la Universidad Javeriana, La Santo Tomas, que venían cada cual desde su sede. La consigna general de todos era «Por una Universidad democrática y autónoma».

La bandera anuncia muerte al lucro

Estudiantes de la Mesa Amplia señalaron su desacuerdo con la apuesta del gobierno nacional por convertir las instituciones educativas del país en empresas dedicadas al lucro.

 

 

Dicen que eso significa que ahora las instituciones más que dedicarse a ofrecer una educación de calidad, entrarán en las dinámicas del mercado especulativo y las carreras y asignaturas ofertadas por la institución dependerán de la cantidad de acciones vendidas en la bolsa.

Muchas escenas podían verse al mismo tiempo. Miembros de la Policía Nacional, con sus cuerpos y con una tela de construcción, protegiendo el Centro de Atención Inmediata vecino al Planetario Distrital. Pasos más adelante, estudiantes usando sus aerosoles daban una cara diferente al centro de la ciudad. Estudiantes de psicología, corriendo como locos ansiando el derecho a la educación.

Recuerdos ambulantes de Jaime Garzón, miembro en la década de los 80 de la Universidad Nacional, y asesinado vilmente por su humor rotundo.

Una escena más… el corazón en la mano de un sistema educativo en crisis que podría en cualquier momento sufrir un infarto. En cada cuadra, representaciones teatrales que hicieron de los uniformados con armas de verdad actores de un mismo libreto. Tanto, que lucieron al final un especial multicolor en los escudos y las botas… y ellos quietos en medio del juego. Otros caminantes de la educación lúdica brindaron un sorpresivo ataque a los policías con clavas totalmente cargadas.

 

La marcha continuó su curso. Muchas personas ya habían llegado a la Plaza de Bolívar alrededor de las 12 del mediodía, mientras otros apenas se sumaban a los últimos caminantes que aún esperaba en el Planetario. Las separaban cuadras de cantos, gritos, arengas, juegos, colores y sonidos a veces explosivos y asustadores y otras, perfectos para bailar los pasos:

 

  «Hay que ver las cosas que pasan

hay que ver las vueltas que dan

con un pueblo que camina pa’ delante

y un gobierno que camina para atrás».

 

Lenguajes y mensajes distintos caminando por las mismas calles.

 

La Mesa Amplia Nacional Estudiantil, la Federación Colombiana de Educadores, otras organizaciones de profesores y estudiantes estuvieron atentos al curso que seguía la marcha. La Mesa agitó la propuesta de un Programa mínimo, compuesto por seis ejes: financiación de la educación, democracia y autonomía, bienestar, calidad académica, libertades democráticas y relación universidad – sociedad. Un programa pensado para construir con democracia la educación superior colombiana y para influir en la educación de conjunto.


5 comentarios on “Performance de infarto el 7 de septiembre de 2011 en Bogotá. Registro fotográfico de la marcha por el derecho a la educación.”

  1. AIDA dice:

    VAMOS TODOS POR EL DERECHO A UNA EDUCACIÓN JUSTA Y DE CALIDAD!!!, SI AL PARO NACIONAL

  2. jesus alberto ayala dice:

    “La cuestión sería combatir las causas y no conformarse con tener éxito en suprimir efectos. Esta revolución fracasará si no logra sacudir el aislamiento espiritual ” Colombia despierta !!!!! basta de tantos atropellos, pero más lamentable de tanta insensibilidad (de la gente de bien) por las verdaderas causas.
    Muy bien… hay que hacerse sentir. Un mea culpa porque no participe.

  3. En Brasil esta pasando lo mismo con la educación superior…Pero aquí las personas son muchos devagar para hacer lo que estan haciendo alla…Felicitaciones…Por una educación publica y con calidad!

  4. Pepita Perez dice:

    Demasiado buenas las fotos … se ve el paso a paso de la marcha y las diferentes expresiones que luchan por una verdadera Educación Pública!!!


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s