Nariño en la construcción de mandatos.

Participación de algunas personas de Nariño en la mesa de agua

Es el segundo día del Congreso de Tierras, Territorios y Soberanías, la delegación de Nariño participó de los debates en sobre los siete ejes temáticos: Tierras, minería y energía, aguas, saberes, cultura e identidad, economías campesinas, tierras y territorios urbanos, paz y conflicto armado.

Las personas de Nariño que asistieron al Congreso se distribuyeron para participar en todas las mesas de debate y en cada una expusieron sobre todo los efectos de la incursión de las multinacionales mineras en el departamento.

Hablaron de que la presencia de estas empresas extranjeras ha fragmentado el tejido social, creado división, conflicto y malestar dentro de las comunidades; la población rechaza y resiste ante el accionar de las empresas extranjeras de la minería que amenazan el territorio, el medio ambiente y la cultura de los pueblos.

Un habitante del municipio de San Lorenzo afirmó: «el problema de la presencia de estas multinacionales y por lo que nosotros luchamos es por la explotación; estamos en contra de la explotación porque nos hará daño a todas las personas, va a afectar tanto a quienes están de acuerdo con que se de, como a los que no estamos de acuerdo; si el problema se agrava, ese problema nos va a cubrir a todos, no solo a un sector. El problema va a ser con la familia, se van a desplazar hogares enteros, nos van a sacar del territorio. Es un problema que va a afectar a toda la comunidad».

Participación de Piedad Córdoba de Colombianos y Colombianas por la Paz en la mesa minero energética

Otro testimonio salió de alguien más de San Lorenzo y con respecto a las mismas amenazas: «las presencia de multinacionales en el municipio de Arboleda y San Lorenzo ocurrió sin consultarnos a las comunidades y hoy en día estos municipios estamos sufriendo un mal. Estamos sufriendo un mal por muchas cosas: nos están violando nuestro territorio, se están violando los derechos de nuestros hijos, ya que las plataformas de estas multinacionales se instalaron a pocos metros de la escuela. Nosotros los campesinos exigimos respeto a nuestros territorios».

Esta última intervención continuó informando acerca de los procedimientos que siguen las empresas y algunas autoridades con la comunidad: «Para campañas electorales sí se dirigen a nosotros los campesinos; pero para mandarnos multinacionales y defender nuestros derechos, nada. Las perforaciones ya se están haciendo… ellos (las empresas) dicen que comienzan dentro de 10 años pero es falso, ya comenzaron a explotar». Y se refiere a impactos en la vida individual y comunitaria: «hemos tenido amenazas, los coordinadores y los participantes. Se han quemado casas, se han generado divisiones dentro de la comunidad. Se nos van a dañar nuestras tierras, nuestras aguas, nuestro futuro, todo por culpa de las multinacionales. Los campesinos merecemos respeto y dignidad».

Sesión de una de las mesas en el congreso

Todas las denuncias, las reflexiones y propuestas, surgieron de parte de las delegaciones de Nariño a partir de sus vivencias propias y de caminar la palabra por años, es decir, de la construcción de pensamientos, propuestas, autonomía, organización y resistencia ante lo que va en contra de las comunidades.

En cada mesa, esas delegaciones propusieron exigir al gobierno acciones y políticas de reconstrucción del tejido social de las comunidades; que garantice el bienestar social colectivo, profundizar en elabora mandatos desde un enfoque propio, de quienes viven la problemática y el conflicto; acciones construidas dentro de la perspectiva del Plan de Vida de las comunidades, cuyo sentido es la construcción colectiva de la comunidades para vivir en armonía con su entorno.

Pancarta en el congreso

En el marco de la participación en los ejes temáticos se tocaron otras problemáticas que afectan a las comunidades campesinas. Dentro de la participación en el evento, no solo hubo espacio para la denuncia de las problemáticas que afectan a las comunidades rurales, sino que se propusieron mandatos, que buscan posibles soluciones, a las políticas impuestas por el gobierno de turno, entre esos mandatos esta la propuesta de convocar un paro nacional en contra de la gran minería; un paro que movilice a todos los sectores del departamento y del país; alrededor de esta problemática latente, dicha propuesta es estudiada por parte de la coordinación nacional, para darle posterior aprobación y cumplimiento.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s