Carlos Gaviria: «Gustavo Petro gana porque ha hecho demasiadas concesiones a la política tradicional»

Carlos Gaviria: «El debilitamiento del Polo es un golpe duro para una colectividad que estaba tratando de contribuir a la construcción de la democracia colombiana»

El ex candidato presidencial por el Polo Democrático Alternativo Carlos Gaviria se ha convertido en la conciencia ética de una buena parte de las expresiones de izquierda y democráticas del país. Legitimado por su ejercicio intelectual y jurídico como magistrado de la Corte Constitucional, pero a la vez señalado por sus posturas radicalmente liberales, es una voz necesaria al momento de analizar la coyuntura nacional. Indagamos sobre su balance de las recientes elecciones locales y sobre el futuro del Polo, en el entendido que a través de sus palabras habla esa izquierda que hoy asoma con incertidumbre a un escenario controlado por el bloque cada vez más sólido de la llamada “Unidad Nacional”.

¿Cuál es el balance general que hace usted de las recientes elecciones de autoridades locales?

Carlos Gaviria: En realidad no creo que cambie mucho el panorama. Hay dos hechos importantes: uno, la disminución evidente del apoyo al proyecto uribista, pero además esperada porque era un proyecto muy vinculado a la persona que lo estuvo materializando y cuando Uribe se aleja del poder el respaldo empieza a menguarse casi automáticamente. Esa invulnerabilidad que Uribe exhibía cuando era presidente se ha ido difuminando.

En segundo lugar, el debilitamiento significativo del Polo, lo que es un golpe duro para una colectividad que estaba tratando de contribuir a la construcción de la democracia colombiana.

Porque me parece que sólo el Polo tenía una actitud de oposición y un proyecto distinto al de los demás partidos y grupos políticos que se diferencian apenas en matices. Concurrieron dos factores en la Alcaldía de Bogotá: la corrupción y la ineptitud del alcalde [Samuel Moreno] que nunca gobernó ni con el Polo ni con un proyecto de izquierda, que jugaron para castigar a la izquierda y al Polo.

¿Cómo ve la reconfiguración de fuerzas en el país?

CG: Es lo que no veo, no hay gran reconfiguración de fuerzas. Que hayan ganado más alcaldías o gobernaciones los liberales en desmero del Partido de la U o de Cambio Radical me parece poco significativo porque no he encontrado grandes diferencias entre esos tres sectores políticos; lo mismo con los conservadores. A mí me parece que en Colombia desde hace mucho tiempo hay un proyecto oficial con diferencia de matices que es sustentado simultáneamente por liberales, conservadores y vertientes que se han desprendido de esos partidos. Por eso me parece digno de lamentar que el Polo, que era la única fuerza de oposición, se haya debilitado.

¿Cuál es el papel del Polo a partir de ahora?

CG: Es de una gran responsabilidad. En este momento cuando todo el mundo lo da por muerto tiene que demostrar que está vivo y tiene que reconstituirse; pienso que tiene que sacar fuerzas de donde no las haya para empezar la reconstrucción del partido. Creo que no hay alternativa. Esto puede desestimular a mucha gente y sembrar desaliento en muchos sectores. Al Polo le está pasando algo como el castigo de Sísifo: cuando llega a la cima, a la que llegamos o al menos estuvimos muy próximos en las elecciones de 2006, le obligan a tirar la piedra hasta el pie de la montaña y vuelva con ella hasta arriba. No hay mucha gente dispuesta a hacer eso, pero creo que es necesario.

En la reconfiguración del Polo, ¿hacia dónde va a tender? ¿hacia una izquierda real?

CG: Yo no lo sé porque en este momento no tengo ninguna responsabilidad directiva en el Polo, pero si me pregunta qué debería hacer, pienso que debería continuar con su proyecto de izquierda independientemente de que los resultados electorales lo favorezcan. Yo creo que un proyecto de estos no está llamado a triunfar en un término muy breve, pero no hay que desmayar por el hecho de que el triunfo o el éxito esté lejano en el tiempo. Creo que hay que tener una gran paciencia y no se puede desmayar; en eso Uribe nos ha dado un gran ejemplo. Cuando me preguntaban qué admiraba de Uribe, decía la constancia y la paciencia con que ha trabajado su proyecto. La izquierda debe imitarlo en eso, el triunfo no se consigue de un día para otro, pero ante la primera derrota no se puede claudicar.

¿Qué piensa sobre la propuesta del representante por el Polo Iván Cepeda de pedir la renuncia del presidente del partido Jaime Dussán?

CG: No únicamente tratándose de la solicitud de Iván Cepeda, sino que todos los partidos que tuvieron un resultado negativo deberían renovar sus directivas porque el fracaso ordinariamente se le atribuye a las directivas. Eso es lo que se llama responsabilidad política. Si yo soy miembro del Comité Ejecutivo de un partido y el partido fracasa, independientemente de que yo me haya esforzado mucho porque el fracaso no sea: no obtuve el resultado que he debido obtener como dirigente, por tanto debía haber una renovación en las directivas de los partidos.

¿Eso aplica también para el candidato del Polo en el sentido de que ha fracasado y ya no debería presentarse a futuras elecciones?

CG: La candidatura de Aurelio terminó el día de las elecciones. Al contrario, Aurelio con el tesón con que se desempeñó, con la dignidad con la que llevó adelante su proyecto en las circunstancias más adversas, mostró una capacidad grande de liderazgo y dentro del partido debería tener una posición importante. El partido no lo supo acompañar.

En Bogotá votaron por Aurelio 32.00 personas, ¿cómo se explica si el techo del Polo era de más de 200.000 votos? ¿Afectó el llamado “voto útil”?

Es evidente que la mayoría del Polo, diría que en un 90%, optó por la candidatura de Petro. Hay dos fenómenos. Uno, falta de claridad política. Hay personas que de buena fe piensan que Petro encarna un proyecto de izquierda y por eso lo siguen y es absolutamente comprensible, por esa circunstancia no hay que anatematizarlas. Y otro, por oportunismo; cuando se ve que hay alguien está próximo al poder muchas personas quieren estar cerca. Y a eso contribuyó sobremanera el establecimiento asimilando a Gustavo Petro, que sabe que no es un político de izquierda pero es funcional a los intereses del establecimiento. Porque así se puede presentar la democracia y la sociedad colombianas tan abiertas que hasta una persona de izquierda y que incluso viene de la guerrilla como Gustavo Petro puede ganar unas elecciones. Pienso que cuando las gana es porque ha hecho demasiadas concesiones a la política tradicional.

¿Cuáles son esas concesiones que dice que hizo Petro a la política tradicional?

Por ejemplo, nunca dijo nada en la campaña acerca del TLC, guardó silencio dando a entender más bien que era partidario. Por otra parte, un acercamiento hacia el presidente Santos, cuando él tiene una política que ha definido como idéntica a la de Uribe pero con un estilo distinto. Seguramente por estrategia quiso aparecer no como un político con posiciones radicales sino flexible, capaz de aproximarse a la propuesta oficial y capaz de gobernar con Santos, lo que en Gustavo no es nuevo. Cuando yo era presidente del Polo y nos negamos a participar en la marcha del 4 de febrero de 2009, él propuso literalmente en el Comité Ejecutivo que yo saliera de la mano de Uribe mostrando a todas las personas que esa era la vía para lograr la paz.

Cuando usted dice que hay dos bloques en el que uno es el Polo y el resto son los diferentes partidos con matices, ¿cuál sería el matiz de Progresistas?

Creo que conserva algunos propósitos de los gobiernos de izquierda al hablar de que hay que reducir la pobreza y profundizar los proyectos que sobre educación y salud se estaban consolidando desde los gobiernos actuales. Hay algunos propósitos que uno podría considerar de izquierda pero hábilmente combinados con factores, propuestas y metas que han sido tradicionalmente del establecimiento.

¿Cuál sería el resultado de esa contradicción?

Yo no me atrevo a predecirlo porque le reconozco a Petro una gran inteligencia. Es un hombre muy hábil, como estratega político es excelente. No sé si en el gobierno esas operaciones que sirven para llegar al poder, sirven también para gobernar.

¿Petro va a garantizar que los logros del Polo en materia de política social se sigan manteniendo?

Por lo que le escuché muy posiblemente algo como el programa de los comedores va a continuarse. Pero yo creo que en ese tipo de proyectos hay mucho ingrediente de beneficiencia y subsidios y poco de reformas estructurales. Una política de subsidios puede justificarse transitoriamente, pero un verdadero proyecto de reforma social tiene que encaminarse a remover factores que han creado distribución inequitativa de la riqueza, miseria y pobreza.

¿El Polo incidió en esa estructura en sus ocho años de gobierno?

Muy levemente porque mi opinión es que los dos gobiernos anteriores del Polo no los podemos caracterizar como de izquierda. Y hoy veo con sorpresa que en eso coincide Petro en unas declaraciones que dice que en Bogotá no ha habido propiamente gobierno de izquierda. Recuerdo que [el ex presidente] Alfonso López Michelsen me dijo alguna vez refiriéndose al gobierno de Lucho Garzón: «Lástima que yo me voy a morir sin saber cómo gobierna la izquierda». Se refería a que el gobierno de Lucho era muy parecido a los anteriores, tal vez con un mayor énfasis en lo que llaman lo social, pero bastante parecido. Y creo que esas grandes similitudes son estratégicas para que no haya temor en los sectores oficiales de que se está llevando a cabo una reforma muy honda en el país.

¿Y Aurelio Suárez era garantía de un gobierno de izquierda?

A mí no me cabe duda. La lucha de Aurelio ha estado encaminada a eso y por otra parte es una persona de una gran lealtad con el partido. Él había vertido en su proyecto político para Bogotá el ideario del partido y lo había concretado y materializado proyectándolo sobre una realidad micro. Yo pienso no únicamente como amigo y persona que conoce a Aurelio de cerca y lo estima; yo he dicho que si fuera un ciudadano no comprometido con ninguno de los candidatos y hubiera leído los programas o hubiera oído los debates hubiera votado por Aurelio porque me parecía el mejor candidato.

Esa es la conclusión a la que se ha llegado en múltiples espacios: «Aurelio es el mejor candidato pero no le vamos a votar», ¿cómo queda el sistema representativo en todo esto?

En eso inciden demasiado los encuestadores. Las encuestas ya no se hacen con el objeto de medir la intención de voto, sino de generar intención de voto en favor de un determinado candidato o proyecto. Entonces entramos en un círculo vicioso. Aurelio era una persona poco conocida y la consideración de los medios era: «Lo damos a conocer si tiene intención de voto», pero se esmeraban tanto por que no tuviera intención de voto, incluso ocultándolo, que se produce el efecto que ellos querían. Para la mayor parte de la gente Aurelio no pudo revelarse y no lo pudieron conocer quedando en el anonimato.

¿Cómo sigue la democracia en Colombia cuando ha habido disturbios en bastantes municipios por cuestiones electorales y centenares de irregularidades?

Esa pregunta se la respondo con mucha facilidad porque lo que vengo sosteniendo desde hace mucho tiempo es que la democracia colombiana está por construirse y justamente cito esos ejemplos. Uribe afirmaba que Colombia no era una democracia cualquiera sino una democracia profundizada cuando simultáneamente se reconoce que se compran y se venden votos, cuando se reconoce que hay regiones y lugares donde no se puede votar sino por determinados candidatos. Cuando no hay condiciones para que la gente reflexione y elija libremente, no se puede hablar de democracia. Pienso que en Colombia el sujeto de la democracia que es el pueblo, está por construir.


18 comentarios on “Carlos Gaviria: «Gustavo Petro gana porque ha hecho demasiadas concesiones a la política tradicional»”

  1. ESTOY CONVENCIDA QUE EL PUEBLO COLOMBIANO ESTA EN BUSCA DE UNA OPCION QUE LE REPRESENTE PAZ, DEMOCRACIA, PLURARISMO Y POR ESO ESTA VOTACION, PERO LO GRAVE ES QUE QUIENES NOS DENOMINAMOS DE IZQUIERDA SOMOS INFERIORES Y POR ESO EL VOTO UTIL……………..

    • poder y unidad popular -Bogotá dice:

      Amparo, el voto útil se entiende en sectores no organizados y sin vida comunitaria, pero ¿cómo entenderlo en sectores de la izquierda y del mismo polo? hay desconfianza en lo que somos y tenemos y por eso estas salidas en falso. En otro año el Polo tendrá que salir a la movilización contra las privatizaciones (fusiones corporativas) de las empresas de servicios públicos o contra el TLC en Bogotá o contra la red de informantes que propuso montar Petro y en este río revuelto la derecha más retardataria saldrá ganando nuevamente. Pero como tu dices hay que seguir construyendo proyecto alternativo y estar a la altura del momento

      • salvatierra dice:

        Mi querido poder popular–
        En el Polo hay un poco de zanganos, que de popular no tienen nada.
        Juegan con la honestidad de las personas . Se necesita una depuración…
        La holgazaneria, el oportunismo, el egoismo , y la zanganeria deben acabarla ….
        Que dejen trabajar y ser colectivamente…
        Se necesita trabajo en temas políticos desde reflexiones en moral y ética …
        Trabajo es lo que nos espera ..
        Es un verguenza personas tan calculadoras, oportunistas y arribistas como Petro y Lucho Garzon….¡¡¡¡
        Se sabe quienes son …. l

        Saludos

        Salvatierra.

    • salvatierra dice:

      Esta señora Amparo donde vive ? —-

  2. Andr3s dice:

    Sin tiempo y ni espacio para cambios cosméticos, ni para pedir permiso para cambiar la Historia, más que escuchadas, las justas exigencias del electorado, deben presidir de actos concretos y transparentes. Esperanzados te saludamos con un gran deseo de cambio y un inmenso anhelo de reconciliación nacional.@Ansosi
    Una izquierda descarriada
    Ignacio Ramonet
    Nº 188 Junio 2011
    Cada día les resulta más difícil a los ciudadanos distinguir entre una política de derechas y otra “de izquierdas”. Ya que ambas responden a las exigencias de los amos financieros del mundo. ¿Acaso la suprema astucia de éstos no consistió en colocar a un “socialista” a la cabeza del FMI con la misión de imponer a sus amigos “socialistas” de Grecia, Portugal y España los implacables planes de ajuste neoliberal? (6)
    De ahí el hastío popular. Y la indignación. El repudio de la falsa alternativa electoral entre los dos principales programas, en realidad gemelos. De ahí las sanas protestas en las plazas: “Nuestros sueños no caben en vuestras urnas”. El despertar. El fin de la inacción y de la indiferencia. Y esa exigencia central: “El pueblo quiere el fin del sistema”.

  3. helda martinez dice:

    Carlos Gaviria es un hombre de TODO respeto. Y con él, el Polo tiene dirigentes brillantes y consecuentes. Pero si, SUPLICO, que no dejen avanzar a los corruptos que, debajo de la sombrilla amarilla aprovechan para hacer unas cuantas monerías… Eso hicieron los moreno, lucho y el señor gustavo petro!

    • En las dos oportunidades en que el Polo ha accedido al poder en la capital del pais , lo que se ha visto es la misma corrupcion (o peor …). la misma rapiña al erario (o peor), la misma pereza para gobernar , (o peor), el mismo populismo, Creen que devolverle el espacio publico al vendedor ambulante es generar empleo, creen que repartir una mogolla es combatir el hambre , nunca presentaron un plan de gobierno real, centrado, efectivo… ,creen que tener el poder es enriquecerse porque hay que aprovechar el cuarto de hora…una golondrina o dos Gaviria y Aurelio , no logran hacerle contrapeso al afan de riqueza y de poder a toda costa que han mostrado hasta ahora….COHERENCIA es lo que se necesita!!!!EL TODO VALE SE ADUEÑO DEL POLO?

  4. Roberto Amaya dice:

    “Hablando de Bogotá: lo del Polo ha sido terrible, y el errático y desangelado comunicado que leyó Aurelio Suárez a modo de reconocimiento de la derrota demuestra que los dirigentes que sistemáticamente empujaron al Polo al nivel histórico de votación de la izquierda tradicional, el 1%, ni vieron, ni entendieron, ni aprendieron nada. Toda la razón tiene Iván Cepeda al pedir un cambio. Pero no creo que llegue.” En;
    Pero se mueve Por: Francisco Gutiérrez Sanín http://www.caracoltv.com/elecciones-2011/columna-se-mueve

  5. Antenor orrego dice:

    Saludos desde Peru Gustavo fue Guerrillero eso es mucha experiencia y deja a todos por debajo de la suelas de sus sapatos el Che decia la mas alta escala del hombre es ser guerrillero lo digo YO que te digo el fue mi camarada y se jugo la vida no por un poco de billete si no por los demas la tecnica es facil la moral y la desicion es la que cuenta vchaooo

  6. Aníbal Barros Villazón dice:

    Estoy seguro que de no haberse excluído a Aurelio Suárez del debate televisado en el último tramo de la campaña electoral otro gallo le cantaría a Petro. Aurelio hubiera podido demostrar que la educación con el sistema leasing, los peajes dentro de la ciudad de Bogotá, y otras tantas medidas neoliberales de la propuesta programática “Progresista”, no merecían el apoyo popular. Por ello los medios masivos de comunicación invisibilizaron a Aurelio e inflaron por todos los medios a Petro, quien, desde cuando vino de EEUU hace varios años, planteó un TLC con corazón!
    El pueblo aprende a distinguir a sus amigos de sus enemigos en la práctica. Esperemos que a los oportunistas como Petro y sus asesores les llegue la hora de pagar con puestos y contratos el fenomenal apoyo financiero, político y mediático recibido. Estoy casi seguro que terminará peor que Samuel Moreno por no aceptar la disciplina partidaria ni el Ideario de Unidad del POLO. El POLO NO HA FALLADO: Fallaron ellos: Lucho Garzón, Samuel Moreno, Gustavo Petro y Marcelo Torres (avalado ahora por el Partido Verde!). El POLO así se está depurando y muy pronto estará encabezando la indignación popular en Colombia al lado de los Indignados del Mundo!
    Buen análisis el de Carlos Gaviria y Buen discurso el de Aurelio Suárez: LA CAMPAÑA POR LA AUTÉNTICA DEMOCRACIA CONTINÚA!!! (Si nos virlaron la concejala de la Jagua de Ibirico para poner a uno del Partido de La U en estas justas electorales imagínense lo que harían en todo el país para “desaparecer” la real fuerza del POLO: Este FRAUDE fué cantado a tiempo por el presidente del POLO: Jaime Dussán, quien a mi juicio se desempeñó públicamente bien en la dirección del partido como Clara López en la dirección del Distrito Capital). VIVA EL POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO: ÚNICO PARTIDO DE LA OPOSICIÓN EN COLOMBIA!!!!

  7. cecilia rojas claros dice:

    excelentes comentarios, porque los de abajo, estamos en la obligación de demostrar a las aguas tibias como petro, que el PDA es un partido de oposición con principios claros, sin demagogía; con un idiario de unidad que no excluye ni se arrodilla, ni menos se vende por mantener una posición más a la derecha como lo que acaba de pasar en Bogotá. Los grandes deirigentes nunca claudican y menos en los momentos de dificultad estoy segura que el polo seguirá avanzando… que hombres como Carlos Gaviria, Aurelio Suarez, Jorge Robledo y muchos mas, continuaran haciendo claridad frente a estos fenómenos que no son otros que la demostración de una politica convencional, oportunista y demagógica que no contribuye a solucionar los verdaderos problemas de la población ni de la nación. VIVA EL PDA!!!!!!

  8. Mateo Gòmez Sanchez dice:

    El electorado bogotano votò por petro, contra Uribe, vìa pañalosa. Tambièn, protegiendo
    la herencia social de lo rescatable del polo: comedores comunitarios, salud y educaciòn,
    entre otros logros fundamentales que han incidido en el bienestar de los pobres.

    Tambièn votaron funcionarios pùblicos que como clientela, su puesto depende de apoyar
    al nuevo patròn señalado por las encuestas y estàn ubicados justamente en sectores
    de la salud y educaciòn, de donde han salido varios concejales y senadores.(Este sector
    es un importante coto de caza del que se nutren burocratica, econòmica y politicamente
    una refinada èlite “social” del nuevo ” movimiento progresista”, devenido del polo y del
    centro izquierda y derecha y contados matices del espectro electoral bogotano).

    Tambièn votaron los empresarios que a su manera financieron al candidato que devolverà
    con creces la inversiòn inicial. Y tambièn se subieron al carro ganador los conservadores,
    muy sensibles a la màxima de petro , tomada del padre putativo de la misma: Alvaro Gòmez
    Hurtado (q.e.p.d) , ” EL ACUERDO SOBRE LO FUNDAMENTAL”. Y no precisamente en el
    contexto ideològico de Alvaro Gòmez, sino de la pràgmàtica polìtica para mantener al
    “règimen” que tanto cuestionò Gòmez. Muy pocos se quedaràn por fuera de la torta, salvo
    los quemados y los “doctrinarios”.

    Se impuso la singularidad petrista: El movimiento lo es todo y soy yo. Una pluralidad y
    diversidad aparente para descrestar calentanos.Interpretando su estilo, Si acaso, le rendirè cuentas ” A MI MISMO”.
    Para el petrismo, que jartera rendirle cuentas a otros, especialmente a los de abajo, peor,
    al Comitè Ejecutivo o a la Junta Nacional”, esas montoneras analfabetas que nos dan por
    la suela de nuestros zapatos. Un estratega como yo no tiene nada que consultar y las
    decisiones las tomo yo. El mismo petro, electo Alcalde, sin saber como le irà, ensillando
    sin las consabidas bestias, improvisò su lanzamiento como candidato presidencial, cuando
    èl mismo advertìa que en menos de cuatro meses habìa producido el fenòmeno polìtico de
    setecientos mil y tantos votos, ocho concejales y tantos ediles en la capital y allende sus
    fronteras. Y lanzaba desde allì, a los cuatro vientos, su movimiento nacional. No habìa asumido la Alcaldìa cuando ya fungìa como presidenciable sin consul-tarselo a nadie. Asi pues, terminò petro, la jornada del 30 de octubre como Alcalde-candidato presidencial. Le agradecemos la franquesa de su ego, su vanidad sin limites , su prepotencia
    sin par y la sobradez con que despacha su liderazgo sin otra historia distinta a la que èl mismo
    protagoniza: La nueva Repùblica surgida de la entraña de la constituyente del 91 y la
    nueva carta magna, con paz y modelo neoliberal incluido, de la que èl mismo es su “hijo y
    continuador predilecto”. Fuera de èl no habrà salvaciòn nacional. Tal prohombre regirà
    desde ya los destinos de la naciòn con espìritu proverbial y providencial. Sòlo dios sabrà
    desde los cielos como gobernarà petro y el destino que le depara a èl y a sus gobernados.

    Que los dioses terrenales del sacrosanto capital lo acompañen , la mano invisible del
    mercado y la mano de dios lo conduzcan a puertos seguros, incluido el presidencial.

    “NADIE ESTA EXENTO DE DECIR NECESADES; EL MAL CONSISTE EN DECIRLAS CON
    POMPA ” : Montaigne.

  9. julio chois dice:

    ¿Cuando vamos a tener otra vez a Gaviria como candidato presidencial? cómo una apuesta por la dignidad.

  10. Ethelberto Zapata Gil dice:

    El Doctor Carlos Gaviria seguirá siendo el liberal que llegó al Polo y bienvenido siempre fué, por eso retoma las palabras de su compartidario Lopez Michelsen y en algo no se equivoca cuando dice que gobernantes de izquierda no han llegado y no crea que Aurelio lo sería, pues si no traicionaría la politica de Francisco Mosquera cuando creo el “Moir” y en su plataforma política lo defendible es y sigue siendo …La Revolución de Nueva Democracia” y no lo que hoy pregona Ese moir sin Mosquera y aliado a un PCC que atacó el Difunto Pacho Mosquera por Oportunista que es y seguirá siendo y que ya no se disputan el manejo del Polo porque el moir sin Mosquera, les gano de mano el manejo del Polo al pretender dirigir la Mayoria de Una Minoria como quedo relegado el Polo, si es cierto que el 90% voto por Petro como lo dice una de las preguntas a esta entrevista.

  11. Esperanzado Rodríguez dice:

    El triunfo de Petro se debe principalmente a dos factores: 1.- Logró credibilidad en el electorado con un programa de corte social y un mensaje de buena administración que responde a las expectativas populares y ciudadanas. 2.-El desastre del Polo, que terminó haciendo un oprobioso ridículo con el corrupto y lumpen del Samuel Moreno y la pandilla dirigente que aún hoy se pone chaqueta amarilla.

    El doctor Gaviria, una persona ética sin duda, y con él los Robledos y Aurelios, quedó enredado en la práctica de la “manzanilla” interna, jugando a las mayorías para prevalecer sirviéndose en ello de la Anapo, Dussan, Romero y similares, clientelistas y avivatos dispuestos como cualquier godo o liberal arrimado al poder, a saquear al Estado y echársela al bolsillo.

    ¿Reconoce el doctor Gaviria alguna responsabilidad por haber puesto de alcaldes al livianito de Lucho -un arribista borrachón deslisado hace tiempo hacia el establecimiento- y al corrompido de Samuel, un truhan robagallinas? Usted los apoyó y ahora aparece como juez supremo e incontaminado, dando a entender que todo fue “a sus espaldas”.

    La traición no es de Petro (un matiz dentro de la izquierda, doctor Gaviria, acéptelo de una vez por todas que aunque rivalizó con Usted, él fue su compañero de lucha por varios años). Traidores esos sujetos que aún le acompañan a Usted y para los cuales regala omisión y silencio ¿cómplice?. Ninguno aguantaría una de sus cargas de profundidad.

    A Usted, Robledo y los buenos del Polo se los tragó la telaraña partidista con la que siempre derrotaron a Petro internamente y que al final los hizo -sin serlo- partícipes y responsables de sostener a una gavilla de corruptos que no cumplieron el programa del Polo. Ni Lucho, ni Samuel, ni Dussan, ni Romero… fueron muy pocos los dirigentes del Polo aconductados con los principios y valores de la izquierda. Usted debería pedir perdón, doctor Gaviria, “flagelarse” en público y no seguir dando explicaciones acomodaticias sin disculparse sinceramente. ¡No más autocríticas entre dientes!

    Por eso el triste resultado de Aurelio: por más que se esforzaron en macartizar a Petro como derechista, santista, centrista, etc., el pueblo no les creyó. Eran grillos silbando mientras “el músculo duerme”. ¡Imagínese: Usted y Robledo desoídos! Piénselo, doctor Gaviria, piénselo y saque de sus reflexiones verdades verdaderas, no interpretaciones maquilladas que siguen tapando las embarradas del Polo y tomando por bobos a los electores.

    Y entérese mejor. Petro también manifestó en la campaña su desacuerdo con el TLC aprobado, apoyó a Los Indignados del planeta, se comprometió a mitigar los impactos del cambio climático, y, sobretodo, a una lucha frontal contra toda corrupción, incluida la del Polo… en eso les sacó ventaja a Usted y a Robledo.

    Falta ver qué va a pasar con su alcaldía, pero podría resultar mucho mejor desde el punto de vista de la izquierda, que las dos anteriores aupadas por Usted, que aunque no fueron de su gusto -obvio, tampoco de Petro- contaron con su anuencia y su silencio cómplice.

    Usted, doctor Gaviria, puede seguir siendo un referente importante del pensamiento crítico en Colombia si deja de tapar los errores de la casa. Asuma con entereza, saque el fuete y limpie, así se quede solo. Eso esperaría uno de “un cabeza blanca” lleno de experiencia y sabiduría. Usted es uno de los ancianos de la tribu. Rectifique que el Polo no fue lo que muchos nos imaginamos. Piense bien, desmárquese de ese partidismo hirsuto y contribuya con reflexiones precisas y adecuadas al momento político de nuestra sociedad.

    Y lea mejor a Petro que la hidalguía y el señorío no lo van a menoscabar. Guarde sus diferencias pero entienda que Petro es mucho mejor que varios malandrines todavía dizque polistas. Quién sabe si Petro haga una alcaldía al estilo y sustancia que hubiera Usted querido, ojalá, aguardemos.

    Pero no se desconfigure más que aún esperamos de Usted los aportes de un demócrata auténtico, un revolucionario liberal clásico, un radical propositivo y profundo, no un sectario aullándole a la luna.

  12. Esperanzado Rodríguez dice:

    Adenda: Sería conveniente que Carlos Gaviria elaborara un documento resumiendo la experiencia del Polo, su crecimiento y su caída, y que como intelectual independiente señale nuevos rumbos. Ah, una pregunta: la pelea de Santos con Uribe marca una diferencia entre ellos, que no es el TLC ni las privatizaciones, claro. Pero a la derrota de Uribe contribuyó mucho el presidente Santos. ¿Eso qué significa?

    • Ethelberto Zapata Gil dice:

      Este es el resultado a un comentario que hice a la entrevista del Doctor Carlos Gaviria y que me parece muy buena, pues tiene una inmejorable argumentación.
      Si, nadie está tragando entero y menos quienes sufrimos las consecuencias del “RADICALERISMO” que defienden quienes se quieren perpetuar como nuestros voceros sin escucharnos y menos sin nuestra autorización, así admiremos sus intervenciones afortunadas cuando las tienen y las llamo afortunadas por cuando las dicen o las hacen no se las han inventado, vienen de procesos donde somos sus garantes.
      Ah, y lo del TLC, no tiene que ser el punto principal, sin desconocer que hay que estar en desacuerdo con el, de la manera como lo piensan realizar, entregando la soberanía Nacional, Petro y demas democratas se han referido a el, pero sigo con el punto principal que tiene y seguirá siendo la pelea frontal con toda la alianza que se requiera para combatir la mafia, la delincuencia que se vincula desde la politiqueria que tiene la corrupción de aquellos que nos gobiernan.

  13. […] a Bogotá por la ruta del progreso, Carlos Gaviria Díaz, en entrevista concedida al portal Notiagen, se despachaba con dureza contra él. A la hora de evaluar la debacle del Polo en la capital y la […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s