Marcha en Cali por un modelo educativo que garantice educación con calidad y estabilidad laboral para docentes y trabajadores

Hoy 16 de febrero de 2012 aproximadamente 2.000 manifestantes entre docentes, trabajadores, estudiantes y comunidad en general provenientes de municipios del Valle del Cauca salieron a las calles de Santiago de Cali a marchar por la defensa de la educación pública y de derechos fundamentales tales como el trabajo digno y un servicio de salud para el magisterio.

La movilización fue convocada por la Federación Colombiana de Educadores (FECODE) y el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Valle (SUTEV) y respondía a la preocupación por las problemáticas que atraviesa la educación pública en el Valle del Cauca y en todo el país que amenazan su carácter público, la calidad y la estabilidad laboral a causa de cuestiones como el recorte de presupuesto que ha llevado al deterioro de las instituciones educativas.

Según SUTEV este panorama se ha agravado con la expedición del Decreto Nº 4807 del 20 de diciembre de 2011 del Gobierno de Juan Manuel Santos que establece la gratuidad de la educación básica y media. Luis Hernán Borja Ospina, secretario general del sindicato afirmó: «A la gratuidad que el Gobierno plantea a través de un Decreto le falta ahondar mucho más; solamente se habla de la matrícula y los servicios complementarios, pero ¿qué pasa con los padres de familia que no tienen para comprar los útiles escolares? Es ahí donde decimos que debe haber una inversión en lo social».

Con relación a este decreto, Ximena Torres, estudiante del colegio Santa Librada, plantea que «la infraestructura, el mantenimiento y los implementos de los colegios se van a ver afectados al no contar con presupuesto ya que estos recursos provenían de la totalidad de las matrículas».

Del mismo modo, los maestros y maestras del magisterio colombiano se encontraron en esta movilización para exigir la derogación del Decreto 1278 de 2002 aprobado durante el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez. En este sentido la docente María Vanessa Mejía afectada por esta normatividad planteó: «La evaluación de competencias para el ascenso de los y las docentes, la amenaza de pérdida del régimen de salud especial para ser trasladados a la Ley 100, la pérdida de calidad en la educación por las reformas impuestas desde el Ministerio de Educación son solo algunas de las desventajas que contienen este decreto».

Luis Hernán Borja aseguró que el Decreto 1278 debe ser derogado porque atenta contra la estabilidad laboral del profesorado y les impide la posibilidad de ascender: «La conformación de un nuevo y único estatuto para los docentes son las apuestas del magisterio».

El personal administrativo del sector educativo participante en la marcha declaró su apoyo a los docentes y denunció el despido de trabajadores de este sector quienes también son víctimas de las pruebas del Decreto 1278 pues para ser nombrados en los diferentes cargos deben superarlas a pesar de llevar hasta 10 y 15 años de trabajo.

Esta movilización pretendió sensibilizar y motivar a la comunidad caleña para que defienda la educación pública toda vez que el conjunto de estas políticas están llevando a la privatización de la educación.



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s