[VIDEO] Perdón y reconciliación con la madre naturaleza en Cúcuta

Integrante del Comité lee mensaje sobre defensa del agua en la XII estación del Viacrucis dedicada al agua.

por Manuel Yesid Duarte Jerez

Luego de la Caminata por el Agua llevada a cabo el pasado 16 de marzo en Cúcuta, el Comité por la Defensa del Agua Norte de Santander sigue su campaña pedagógica y de sensibilización en torno a las problemáticas y conflictos por el agua en el departamento. Esta campaña obedece a lo que la organización define como el inmenso desconocimiento que tiene la opinión pública y ciudadanía nortesantanderena sobre el gran fenómeno de la minería a gran escala que se tiene proyectada con el proyecto Angosturas por parte de la trasnacional canadiense Eco Minerals Corp. en el Páramo de Santurbán; el cuál es compartido con el vecino departamento de Santander al que le corresponden 45.000 de las 150.000 hectáreas que posee el páramo.

Este viernes 23 de marzo, al llamado del obispo de la Diócesis de San José de Cúcuta, Julio César Vidal Ortiz a participar de la “Marcha del Perdón”, el Comité respondió de manera pronta y entusiasta.

Obispo de Cúcuta, Julio César Vidal Orti,z al lado del alcalde Donamaris Ramírez Paris en la XII estación dedicada al agua.

La Marcha del Perdón es tradicional dentro del plan pastoral de la Diócesis como preámbulo a la semana mayor donde los fieles de las distintas parroquias se congregan. Este año la reflexión giró alrededor del tema central del “Viacrucis del Perdón y la Reconciliación”. La Marcha por el Perdón que abre la Semana Santa llevó como mensaje en esta ocasión «Contribuyamos a la reconciliación, la paz y la defensa del medio ambiente».

Al Comité le correspondió la doceava estación, “la muerte de Cristo en la cruz”. El texto bíblico, Evangelio de Marcos 15, 33-39, fue compartido a más de 4.000 personas que hicieron presencia en la marcha que partió desde el Parque San Rafael hacia el Patinódromo de la Avenida Libertadores; actualizó el clamor cristiano: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?».

Y dicho abandono no es otro que «el de la indiferencia de las élites gobernantes frente a sus electores y el de la avaricia del hombre moderno», aseveró Alfonso Guerrero, feligrés de la Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes.

La estación contó con la adecuación del espacio donde se representó simbólicamente el Páramo de Santurbán y en donde se proyectaron presentaciones alusivas a los altos riesgos de la explotación minera a cielo abierto y los residuos contaminantes que deja.

«Como reflexión nos queda hoy que frente al sacrificio de la cruz, nosotros los ciudadanos de a pie seguimos cargando pesadas cruces como son las que arrastran los olvidados de este mundo, los pobres y las víctimas de la violencia. Entendemos que este sacrificio es sinónimo de esperanza y que los vencidos resultarán los vencedores y los postergados, los primeros. Que Jesús entregó su existencia al servicio con profundidad y que para tener vida hay que morir a la avaricia, para recibir hay que entregarse sin reservas y para ser libres hay que comprometerse con la protección de los recursos naturales, especialmente el agua. Pues ella es nuestro mínimo vital de justicia y paz», afirmó Xiomara García, vocera del Comité.

Jóvenes de la Escuela Popular de Comunicación Alternativa Jaime Garzón con pancartas alusivas a la defensa del agua.

El obispo Julio Cesar Vidal Ortiz agregó: «Como hace 2.000 años, nuestro señor hoy sigue crucificado en los campesinos, en las madres cabeza de hogar, en las mujeres y niños víctimas de la violencia, en los trabajadores y en las familias que sufren la impunidad ante el homicidio de sus seres queridos. Tanto dolor y tanta muerte han de encaminarse hacia un proyecto de departamento y nación en equidad promovida, en libertad respetada, en un proyecto de país que respete la dignidad de los pueblos y de las personas y en un compromiso enorme por defender y cuidar nuestros recursos naturales no renovables».

Con esta participación el Comité por la Defensa del Agua Norte de Santander sigue en su compromiso de generar articulaciones con otros escenarios, hecho que se viene consolidando desde las novenas ecológicas celebradas en diciembre del año pasado con la comunidad del Barrio Belén de la ciudad de Cúcuta.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s