El gremio de taxistas será desplazado de sus lugares de trabajo gracias a la Cumbre de las Américas

El gremio de taxistas de Cartagena (Bolívar) va a ser desplazado de algunos de sus lugares de trabajo gracias a la VI Cumbre de las Américas. Durante los días 12, 13, 14 y 15 no podrán ingresar a muchos de los lugares de trabajo en el centro de la ciudad “por seguridad”. Algunos taxistas se preguntan si realmente son un peligro para los gobernantes de América y sus delegaciones.

Según el Decreto 0411 del 4 de abril de 2012 los días 13, 14 y 15 la Alcaldía establecerá restricciones a través del pico y placa para los barrios Crespo, Bocagrande, Castillogrande y Laguito. El 12 de abril de 5 a 9 pm existirán restricciones por la cena de gobernantes que implicará el cierre de diferentes vías del centro amurallado. Lo mismo está previsto para el 14 de abril de 3 a 7 pm por el paseo en carrozas de las primeras damas.

Desde esta semana taxistas que trabajan en lugares como el Hotel Santa Clara no han podido poder ejercer su labor habitual por el alquiler de vehículos particulares para el transporte de las delegaciones gubernamentales. No quieren ni un solo taxi en el lugar aunque allá existan zonas amarillas para abordar el servicio. A la zona del Hilton —donde se va a hospedar la delegación de los Estados Unidos— no se va a poder acceder desde mañana jueves.

Esto podría entrar en contradicción con la Ley 336 de 1993 que regula el transporte público. El Ministerio de Transporte en diversas comunicaciones con el Sindicato de Conductores de Taxis de Cartagena (Sincontaxcar) ha expresado que «una empresa del sector turístico u hotelero no puede contratar vehículos particulares para que presten el servicio público individual a sus huéspedes y empleados porque como lo indica la normatividad vigente el servicio público solo es posible prestarlo por una empresa de transporte debidamente habilitada».

Incluso en la reciente reunión mantenida entre el sindicato y el alcalde Campo Elías Terán, el director de Transito Distrital y el secretario local de Interior y Convivencia la Alcaldía se comprometió a revisar y advertir a los hoteles o establecimientos que presten servicio público de taxis con vehículos particulares que están incurriendo en ilegalidad.

Reivindicaciones del gremio

En Cartagena hay 5.741 taxis manejados por unos 9.000 taxistas (el 70 % de los taxis son trabajados en dos turnos); el promedio de su ingreso diario varía entre 40.000 y 50.000 pesos aunque algunos tengan que pagar al dueño del carro una tarifa de hasta 110.000 pesos como se da en algunos casos. «Nos estamos volviendo esclavos», afirma Félix Barrios, presidente de Sincontaxcar al que están afiliados 3.600 conductores. Esta tarifa que el taxista debe pagar al dueño del taxi implica una larga jornada de hasta 18 horas que preocupa incluso por la seguridad vial a causa del cansancio ya que una sola personas produce como dos conductores.

Según Félix Barrios, el 100 % de los taxistas en Cartagena trabaja sin seguridad social. Su principal reivindicación es que se cumpla la Ley 336 respecto a la seguridad del gremio de taxistas. Barrios advierte que las 14 empresas afiliadoras de taxis de la ciudad han sido sancionadas por incumplimiento de la Ley. Las empresas no administran los taxis como dice la Ley y no cumplen con su seguridad social ni verifican que tengan sus herramientas de trabajo: «Han de ejercer como patrones y asumir la Ley».

Respecto al tema de la seguridad social, las soluciones acaban siendo individuales: «Algunos compañeros llegan a conciliaciones económicas con el administrador tras despidos pero se quedan fuera del régimen pensional». Por otro lado, algunos administradores manejan el llamado “ahorro” —2.000, 3.000 o 5.000 pesos que se incrementan a la tarifa diaria—, asumido en el gremio como la verdadera seguridad social. «Nuestra propuesta es que se cumpla la Ley pero sabemos que eso es lo que se va a manejar y de alguna manera mejoraría las condiciones».

Se da la situación que 70 taxistas afiliados al sindicato a quienes el Ministerio de Transporte ya no les renueva la licencia por edad se ven obligados a pedir limosna en las calles: «Queremos que el Gobierno los incluya en programas de asistencia social».

Hace 12 años que Sincontaxcar está en proceso de negociación con la Alcaldía por las tarifas del servicio. Este año la administración con el Decreto 0053 de 2012 eliminó sin consultar el recargo para carros climatizados (500 pesos) y servicio nocturno (500 pesos) que ya existía desde 2001. «La Alcaldía está en concertación y nosotros no vamos a renunciar a esos 1.000 pesos». En las reuniones con el sindicato, el alcalde ha autorizado el alza de los 1.000 pesos pero sin que conste en un documento oficial. Pero luego ante los medios de comunicación informó que aumentaría la tarifa en 500 pesos a partir de las 10 pm y que sería opcional para el usuario. El sindicato quiere aclarar ante la opinión pública que no está pidiendo ningún aumento de las tarifas sino que se mantengan los recargos nocturno y por vehículo climatizado vigentes durante más de diez años.

Otra reivindicación del sindicato es que la Alcaldía amplíe las zonas amarillas que actualmente son 32 para que los taxistas puedan establecer más lugares para abordar el servicio en la ciudad; por el momento hay seis en concreto que el gremio quisiera ampliar pero deja abierta la posibilidad de que hubiera más ya que, según el sindicato, ayuda a la movilidad en la ciudad e incluso limitaría la contaminación al impedir que los vehículos estén dando vueltas o ‘roleteando’ por las calles.

También pretenden que la Alcaldía apoye el proyecto de profesionalización de los conductores a través del Sena o el Colegio Mayor de Cartagena. El objetivo es que cualquier conductor ocasional no maneje un taxi lo cual, según el sindicato, provoca irregularidades y aumentan la sensación de que el gremio no garantiza un servicio justo y de calidad.

Otra reivindicación importante del sindicato tiene que ver con la inseguridad: 32 taxistas han sido asesinados en los últimos cinco años y diez han resultado incapacitados permanentemente por la violencia callejera. Barrios afirma que, extraordinariamente, este fin de semana pasado a causa del despliegue policial por la Cumbre de las Américas no ha habido atracos ya que suceden un promedio de 4-5 atracos por fin de semana en cualquier sector de la ciudad. El sindicato cuenta con una red de 50 radioavanteles suministrados por Distriseguridad de la Alcaldía; «pero eso no da a basto para la inseguridad que se vive en la ciudad; el taxista es el cajero electrónico del pandillismo». El presidente de Sincontaxcar admite que la Policía ha mejorado en ciertas ocasiones en la reacción ante eventualidades, pero igualmente «toca hacer un pronunciamiento serio porque cuando se quiere se puede: cero atracos; queremos que esta situación fruto de la Cumbre sea permanente».



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s