Entrevista a Francois Houtart en la Cumbre de los Pueblos, Río+20

Modelo capitalista en contradicción con el bien común de la humanidad

Mientras en las negociaciones previas a la cumbre de Naciones Unidas para el Desarrollo sustentable Río + 20, se discuten temas distantes a la búsqueda de soluciones para la crisis ambiental y alimentaria que afronta el planeta. En la Cumbre de los Pueblos, las organizaciones participantes construyen desde sus experiencias locales formas de lucha contra, las empresas que privatizan los bienes que le son comunes a la humanidad, como el agua y la tierra.

En ese marco de apertura al pensamiento crítico, de identificación de las causas reales de la destrucción del planeta, de construcción de alternativas civilizatorias, conversamos con Francois Houtart, quien presentó a las organizaciones participantes, un proyecto de Declaración Universal del Bien Común de la Humanidad.

Proyecto de Declaración Universal del Bien Común de la Humanidad

Este proyecto, todavía provisional, fruto de una elaboración internacional de juristas y de líderes sociales, es presentado por el Foro Mundial de Alternativas a los Movimientos sociales y a las Organizaciones presentes en la « Cumbre de los Pueblos » de Rio de Janeiro en junio de 2012, para recibir sus observaciones y propuestas antes de su presentación formal durante el Foro Social Mundial de 2013 en Túnez. Toda contribución de grupos o individuos es bienvenida: a enviar a la dirección electrónica siguiente:declarabch@gmail.com

Preámbulo

Vivimos tiempos críticos para la permanencia de la vida de la naturaleza y de la humanidad. Se multiplican las agresiones al planeta, afectando todas las especies vivas, los ecosistemas, la biodiversidad, hasta el clima. La vida de los pueblos se destruye por la desposesión de sus territorios. La concentración monopolística del capital, la hegemonía del sector financiero, la deforestación, el monocultivo, la utilización masiva de agentes tóxicos, pero también las guerras, el imperialismo cultural, las políticas de austeridad y la destrucción de los logros sociales, son el pan cotidiano de la Humanidad.

Vivimos tiempos de una crisis multidimensional: financiera, económica, alimentaria, energética, climática, una crisis de sistema, de valores y de civilización, con lógicas de muerte. Tal momento histórico no permite respuestas parciales sino que exige la búsqueda de alternativas.

Vivimos tiempos marcados por la exigencia de coherencia. Las Resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), los Pactos de las Naciones Unidas de Derechos Civiles, Políticos, Económicos, Sociales y Culturales (1966), la Carta de los Derechos y Deberes Económicos de los Estados (1974), la Carta Mundial de la Naturaleza (1982), la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo (1986), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (1992), la Carta de la Tierra (2000), la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural (2001), la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (2007), entre otras, exigen la articulación de una visión de conjunto y un sistema de decisiones integrado, ecológico, económico, político y cultural, al servicio de la vida.

Vivimos tiempos en los que los seres humanos se dan cuenta que constituyen la parte consciente de una naturaleza capaz de vivir sin ellos, y que la están destruyendo progresivamente, como resultado de la irracionalidad de sus acciones predatorias, orientadas por lógica de la ganancia y de la acumulación capitalista y alimentadas por la visión antropocéntrica de un progreso lineal infinito en un planeta inagotable. Pasar del antropocentrismo al biocentrismo es condición de supervivencia.

Vivimos tiempos donde se multiplican las acciones de movimientos sociales y políticos, luchando desde abajo por la justicia ecológica y por los derechos colectivos de los pueblos. La percepción de la vida de la Humanidad como un proyecto común, compartido y condicionado por la vida del planeta, se expresó en varios documentos como: la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos (Argel, 1976), la Declaración Universal de las Mujeres Indígenas del Mundo (Beiging, 1995), la Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra (Cochabamba, 2010). Eso requiere un esfuerzo que debe intensificarse y repartirse, respetando las especificidades.

Para restablecer los derechos de la naturaleza y construir una solidaridad interhumana al nivel planetario, tareas intrínsecamente vinculadas, se impone hoy en día una nueva iniciativa, paralela a la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Ella está destinada a redefinir, en una visión de conjunto (holística), los elementos fundamentales de la vida colectiva de la humanidad en el planeta, con el objetivo de proponer un nuevo paradigma y de servir de base a la convergencia de los movimientos sociales y políticos.

Se trata (1) de pasar de la explotación de la naturaleza, como recurso natural, al respeto de la tierra como fuente de toda vida ; (2) de privilegiar el valor de uso sobre el valor de cambio en la actividad económica ; (3) de introducir el principio de la democracia generalizada en todas las relaciones humanas, incluidas las relaciones entre hombres y mujere y en todas las instituciones sociales y (4) de promover la interculturalidad para permitir a todas las culturas, los saberes, las filosofías y religiones esclarecer la lectura de la realidad; participar en la elaboración de la ética necesaria a su permanente construcción; y contribuir en las anticipaciones que permiten decir que “otro mundo es posible”. Ese es el paradigma del « Bien Común de la Humanidad » o del « Buen Vivir », como posibilidad, capacidad y responsabilidad de producir y reproducir la existencia del planeta y la vida física, cultural y espiritual de todos los seres humanos en el mundo. De ahí, la propuesta de una Declaración Universal.

Declaración Universal del Bien Común de la Humanidad

Colombia Informa – Convergencia de comunicación de los movimientos sociales en la cumbre de los pueblos, Río de Janeiro, Brasil

About these ads

3 comentarios on “Entrevista a Francois Houtart en la Cumbre de los Pueblos, Río+20”

  1. Bayardo Ariza dice:

    CAPITALISMO SIGLO XXI
    O la no correspondencia entre el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción. (1)
    En esta naciente segunda década del siglo XXI, cuando el sistema capitalista llega a su 5 siglo de existencia y desarrollo y cuando las circunstancias económicas, sociales y políticas resultantes de este largo y penoso período: excelentes para los capitalistas y onerosas – por decir lo menos – para los trabajadores, pobladores y gentes del común y catastróficas para la naturaleza, se requiere precisar el diagnóstico a efectos de orientar los esfuerzos y los sujetos llamados a transformar tan terrible situación.
    En el campo del análisis y del trazado de políticas tendientes a superar la catastrófica situación generada por la explotación descontrolada de la naturaleza y el consumismo desaforado de los detentadores del poder capitalista, asistimos a la reunión global de mandatarios RIO + 20, que pretende, por la vía de las negociaciones asimétricas entre unos pocos países poderosos y muchos países chicos, establecer condiciones que impidan el colapso general; negociaciones en las que los poderosos, en su AFÁN INCONTROLADO – primer síntoma de la NO CORRESPONDENCIA – Y ANTINATURAL DE GANANCIA, de mantener y acentuar la tasa de ganancia de sus capitales, se niegan a abrir los ojos y poner freno a su acelerada carrera hacia el abismo, al que nos están llevando a todos los demás.
    En el mundo actual entre subempleados (toda la gama de rebuscadores precarios) y de desempleados se llega a cantidades escalofriantes como de 2000 millones de seres humanos que se debaten entre la pobreza absoluta (con ingresos de menos de US$ 2.oo diarios) y la indigencia (Ingresos de menos de US$ 1.oo diario) lo que significa – segundo síntoma DE NO CORRESPONDENCIA – QUE UNA CANTIDAD CRECIENTE DE SERES HUMANOS NO TIENE CAVIDA DENTRO DEL SISTEMA CAPITALISTA. Vale la pena aclarar que estos dos mil millones de personas no forman parte del clásico EJÉRCITO DE RESERVA con el que el capitalismo lidió para abaratar costos de mano de obra durante los siglos XIX y XX, ya que no son sujetos de ningún tipo de contratación por que no tienen la formación técnica y científica para ser tenidos en cuenta. El ejército de reserva para el capitalismo decadente de hoy sigue existiendo en los millones de personas calificadas que no encuentran trabajo durante períodos cada vez más largos y se camufla dentro de los millones de personas que trabajan a contrato, por cuenta propia y otras formas modernas de semi-empleo o desempleo disfrazado y en las novedosas formas de contratación que, por arte de magia, han hecho desaparecer a los patronos.
    La crisis de superproducción, prevista desde siempre por los teóricos del marxismo ( Marx, Condratiev y otros), se presenta hoy con características mucho más graves y profundas y no ha podido ser superada, cuando ya remonta los 4 años desde su aparición en los EEUU, siendo que por el contrario SE AGUDIZA Y PROFUNDIZA AFECTANDO LOS PAISES DESARROLLADOS DENTRO DEL CAPITALISMO – tercer síntoma de la NO CORRESPONDENCIA – que están en medio del caos social y en cuyo seno se están incubando los grupos y los movimientos de la transformación.
    Las organizaciones de trabajadores, calificadas por Marx como LA VANGUARDIA DE LAS TRANSFORMACIONES REVOLUCIONARIAS DEL SISTEMA CAPITALISTA, QUE EN UN PRIMER MOMENTO FUERON COOPTADAS POR EL CAPITALISMO EN CRECIMIENTO, MEDIANTE DÁDIVAS ECONÓMICAS, SOCIALES Y POLÍTICAS, HOY SE ENCUENTRAN POSTRADAS EN EL ALTAR DEL REFORMISMO Y SE RESISTEN A ACEPTAR LA IRRUPCIÓN DE NUEVOS SUJETOS REVOLUCIONARIOS – cuarto síntoma de la NO CORRESPONDENCIA – sea porque los reconocen y tratan de cooptarlos y “amanzarlos” o que simplemente no los consideran siquiera dignos de ser llamados a formar parte del campo revolucionario; EN MEDIO DE LA EMERGENCIA REVOLUCIONARIA DE MILLONES DE DESECHADOS, SUBEMPLEADOS, DESEMPLEADOS Y PAUPERIZADOS Y EXPULSADOS RECIENTES DE LA CRISIS, DE POBLADORES NATIVOS QUE REIVINDICAN SU LUGAR EN EL MUNDO Y SU DEFENSA DE LA MADRE TIERRA Y DE MILLONES DE CAMPESINOS Y TRABAJADORES RURALES PRECARIOS QUE SE PRESENTAN CON SU BAGAJE DE TÉCNICAS Y PROCESOS AMABLES CON LA NATURALEZA Y DEFENDIENDO EL DERECHO A LA ALIMENTACIÓN Y A LA PRODUCCIÓN AGROPECUARIA SOSTENIBLE Y SUSTENTABLE.
    Si hemos de ser fieles a la teoría científica, comprobada durante los grandes procesos de transformación de la humanidad – de la sociedad primitiva al esclavismo, de este al sistema feudal y luego con la irrupción del sistema burgués capitalista – no nos queda otro camino que afinar la política para lograr unir todos los sectores y sujetos susceptibles de ser unidos, a efectos de dar el formidable empujón revolucionario y transformador que permita la aparición de una nueva sociedad que:
    1. desenmascare y derrote todas aquellas organizaciones políticas, económicas y sociales que, contra toda evidencia y solamente poniendo por delante sus intereses mezquinos, pretenden seguir dirigiendo la sociedad y “representando” a las mayorías.
    2. Respete la naturaleza y sus proceso, la variedad de especies existentes, de tal suerte que se reviertan los síntomas nefastos de hoy en torno al calentamiento global, la extinción de especies y la generalización de fenómenos atmosféricos, terrestres y marinos catastróficos para la población humana y que, valorando las presiones y logros que las actuales organizaciones puedan hacer en RIO + 20, permita avanzar en la organización y movilización global contra los agentes causantes de esta peste.
    3. Permita que las gentes tengan derecho a trabajar y a un ingreso justo para superar sus necesidad básicas, que en el mundo actual pasan por el derecho al usufructo de las tecnologías de la comunicación y la producción cibernéticas, los 3 ochos, el acceso a la cultura – producción y usufructo -, los derechos humanos y los DESC, la equidad y no discriminación racial, sexual o religiosa, el derecho a elegir y ser elegidos y todos aquellos derechos, éticos y constructivos, que la humanidad ha logrado durante los siglos de capitalismo pero que hoy solo usufructúan los detentadores del poder y sus sociedades cercanas.
    4. Recobre las formas de producción amigables con la naturaleza y sus procesos, deseche los “adelantos científicos envenenados” que hacen daño a la naturaleza, impiden el trabajo de las gentes y producen alimentos contaminados y contaminadores; elimine las formas de
    producción que privilegian la obsolescencia sobre la durabilidad de las mercancías y la tecnología que prescinde del trabajo humano directo llevando a millones al desempleo y a la desocupación. Elimine la explotación del hombre por el hombre y establezca unos mínimos vitales para cada ser humano, por el único mérito de serlo, y de los que nadie podrá carecer o ser despojado.
    Ardua tarea para quienes, en el mundo entero, bregamos por superar las inmediatistas y mezquinas aspiraciones grupales y sectoriales, en aras de la construcción de organizaciones democráticas, horizontales, políticas y sociales con perspectiva universalista y revolucionaria capaces de ir de lo simple a lo complejo, de lo particular a lo general, que marquen el norte que permita derrotar al decadente y peligroso capitalismo picado de muerte en el que ya las relaciones de producción no se corresponden con la fuerzas productivas.
    Desde las calles de Colombia. Junio 16 de 2012.
    Bayardo Ariza Olarte
    http://bayardodejesus.blogspot.com (1) Diccionario de economía política de Borísov, Zhamin y Makárova LEY DE LA CORRESPONDENCIA ENTRE LAS RELACIONES DE PRODUCCIÓN Y EL CARÁCTER DE LAS FUERZAS PRODUCTIVAS: ley económica objetiva del desarrollo de la sociedad y que actúa en todas las formaciones económico-sociales (ver). Determina la acción recíproca entre las fuerzas productivas (ver) y las relaciones de producción (ver) revelando el nexo causal interno y la interdependencia de estos dos aspectos del modo de producción. Las fuerzas productivas son el elemento más revolucionario y móvil de la producción. Primero se desarrollan y modifican las fuerzas productivas. Como resultado de estos cambios, se desarrollan y se transforman las reacciones de producción. Las relaciones de producción constituyen una forma de desarrollo de las fuerzas productivas, de cuyo nivel y carácter dependen. Al mismo tiempo, dichas relaciones poseen una cierta independencia y actúan, a su vez, sobre el desenvolvimiento de las fuerzas productivas. Si las relaciones de producción corresponden al nivel y al carácter de las fuerzas productivas, aceleran su avance, se convierten en su motor. Al contrario, si las relaciones de producción se rezagan respecto al desarrollo de las fuerzas productivas y dejan de corresponder al carácter de estas últimas, constituyen un obstáculo para el progreso de la producción. Tarde o temprano, como lo prueba la historia del desarrollo de la sociedad, las relaciones de producción caducas han de ser sustituidas por otras, nuevas. La ley de la correspondencia entre las relaciones de producción y el carácter de las fuerzas productivas condicione la sustitución de las formaciones económico-sociales, la transición de un régimen social a otro transición que, en las sociedades antagónicas de clase, se efectúa en encarnizada lucha de clases, por medio de la revolución social. En correspondencia con esta ley, surge la necesidad y la posibilidad objetivas de poner fin al régimen capitalista e implantar el socialista. Las relaciones de producción capitalistas, basadas en la propiedad privada sobre los medios de producción, se encuentran en conflicto con el carácter social de las poderosas fuerzas productivas modernas. La prueba está en los bajos ritmos de crecimiento de la producción, en las crisis económicas, en el hecho de que se trabaja constantemente por debajo del potencial de producción, en la desocupación crónica. Después de desarrollar de manera gigantesca las fuerzas productivas, el capitalismo no las utiliza en interés de la sociedad, sino con vistas al enriquecimiento de un pequeño grupo, de un puñado de explotadores. El
    capitalismo se ha trocado en un inmenso obstáculo del progreso social. La humanidad entra en el período de la revolución científico-técnica, mas las relaciones de producción del capitalismo resultan excesivamente estrechas para tal revolución, para que la sociedad pueda utilizar plenamente todos los resultados de la ciencia, de la técnica y de la cultura. El creciente conflicto entre las acrecentadas fuerzas productivas y las viejas relaciones de producción exige que se liquide la envoltura capitalista, que se liberen las poderosas fuerzas productivas creadas por el hombre y que se orienten hacia el bien de toda la sociedad.

  2. Interesante el análisis y lo importante sería que los pueblos del planeta nos unamos para luchar contra la avanzada más agresiva de todos los tiempos del capital trasnacional y del poder generado por las grandes potencias y se dinamice la dinámica del poder popular para que las decisiones que se tomen en esos foros del desarrollo sostenible del ambiente y del desarrollo humano y económico de los pueblos en defensa de la madre tierra y de sus pobladores, o sobre otros tópicos de la humanidad, en manera, que se busque la mejor calidad de vida, la preservación del ambiente con medidas eficaces y que se puedan hacer cumplir por todos los gobernantes de este globo terráqueo y en especial, que esas medidas globales que al efectos se tomen, sean cumplidas, respetadas y obligadas para todos los pueblos, entre ellos, las llamadas naciones desarrolladas, quienes a pesar de depredar el ambiente, desequilibrar y fracturar el desarrollo humano y económico de las naciones y condenar a los pueblos a la miseria, a la degradante pobreza y al raponazo de sus riquezas, a la usanza de lo que sucede con la OEA, la ONU, con la Cumbre de Rio de 1992, la cumbre de Naciones Unidas para el Desarrollo Sustentable Río + 20, de la Comisión Internacional de Justicia de la Haya y de la Comisión Interamericana de Derechos, no involucra en sus mandatos y efectos a éstas adelantadas naciones y solo los pueblos del tercer mundo o de naciones en desarrollo, son las que finalmente, quedan sujetas a las decisiones de estas entidades internacionales, mientras a ejemplo: Israel, EEUU y las otras 5 naciones más desarrolladas del mundo, no se someten al mandato y decisiones de estos organismos y eso incrusta océanos de injusticia, de desigualdad y de impunidad global y permite privilegios exorbitantes, odiosos y de orden de discriminación en grado máximo, más cuando estas naciones se convierten en los jueces de la paz, de la moral, de los derechos humanos nacionales e internacionales y con la llave de intervenir en los asuntos internos de los pueblos en vía de desarrollo, para convertirlos en campos de miseria, regados por ríos de sangre, en el interés de engullirse el sumo de todas las riquezas de estos pueblos, para engrandecer el ego de sus golosos emperadores. Y así debemos definir, entonces, sí las leyes, tratados y covenios universales, siguen los postulados de la igualdad del derecho o solo son aplicables a unos pueblos sumidos en el subdesarrollo y no a las grandes potencias, que únicamente se rigen por su leyes mezquinas, absurdas, ambiguas, ilegítimas y de abuso de su posición dominante e imperial sobre el planeta tierra.

    • Maicol dice:

      Hola CAMPO ELIAS CRUZ BERMUDEZ,

      Soy un estudiante de EEUU. Si usted es la persona correcta, vi su demanda frente del corte constitucional de Colombia sobre el codigo de infancia y adolescencia. Le quiero hablar. Porque estoy estudiando la adopcion de Colombia y me gustaria preguntarle sobre los motivos de su demanda.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 788 seguidores