Los procesos organizativos en Huila. “Por la defensa del territorio, la comunidad y la vida”

Del 19 al 28 de julio pasado, Carlos Igea, miembro de la Red de Hermandad y Solidaridad con Colombia (Redher), visitó diferentes procesos organizativos y sociales en el departamento del Huila. A continuación el recuento de lo sucedido durante aquel viaje.

Leer el resto de esta entrada »


Comunidades afrocolombianas e indígenas de Chocó, en alerta ante fumigaciones con glifosato

El Chocó el lugar que probablemente tenga la mayor pluviosidad del planeta.

 A orillas del Río Baudó en el corregimiento Batatal, se reunieron representantes de los Consejos Comunitarios Afrocolombianos de Las Delicias, Pie de Pató, Cocalito, Apartadó, Amparradó, Peña Azul y Puerto Misael. Ésta es la tercera ocasión en la que habitantes del Alto Baudó se congregan para debatir sobre las fumigaciones reiniciadas hace algunos meses con glifosato (agente químico altamente destructivo), pues temen una nueva ola de ataques sobre su territorio. Leer el resto de esta entrada »


El día en que hubo mototaxistas en un pueblo cualquiera

El siguiente texto narra los hechos ocurridos en Tunja (el pueblo). La naturaleza narrativa del mismo se refiere al reciente Paro de taxistas, usando un lenguaje literario sin que se fantasee sobre la veracidad de la información aportada.

Esta es la historia de un pueblo normal y muy tranquilo a dónde llegaban personas y personas a pesar de frio. Aquel lugar resultaba acogedor por la calidez de vecinas y vecinos, por la facilidad de hallar amistades duraderas en el tiempo y por compartir esas tardes grises confortadas con una aguadepanela caliente.

En el pueblo abundaban teatros, salas de cine, festivales musicales y exposiciones de arte; los restaurantes y cafés. Así mismo bares, tabernas y clubes nocturnos.

Casi llegaba a la mitad el año. Era el último día de mayo y Catalina, una chica que como muchas universitarias, usualmente salía a consumir licor y a bailar miércoles, jueves, viernes, o sábados…  esa noche al salir del bar se percató de que estaba lejos de su casa y que necesitaría un taxi; espero casi media hora y solo pasaba uno que otro ebrio por la calle. Entonces regresó al lugar dónde estaban sus amigos quienes por fortuna aún estaban allí y al cabo de media hora más, juntos se marcharon y caminaron hasta sus casas.

A la mañana siguiente no se escuchaba un solo ruido callejero como los típicos motores vehiculares ni sus pitos escandalosos, pero lo más extraño era que, a medida que avanzaba el reloj, tampoco aparecía la ruta de Catalina ni de nadie. No venia ni iba un solo bus, un solo taxi.

Hacia las 6:00 am los medios locales de información anunciaban un Paro de 300 Taxistas apoyado por el gremio de conductores de buses de transporte público. Leer el resto de esta entrada »


Crónicas de Ibagué. Dueños nocturnos de la calle 12

Los negocios de la Calle 12 en Ibagué

En pleno centro de la ciudad, hay personas que se adueñan de sus calles al final de la noche y a la madrugada, gracias a la comida que preparan. Su fuerza es la tradición, que es capaz de solucionar para todos los gustos y hambres la necesidad de cada cual.

Cuando se prenden las luces de la ciudad y las familias duermen, aquellas personas empiezan su labor más significativa: ir por su sustento diario a través de su negocio, con el que dieron estudio y alimentaron a sus hijos. Salen a alimentar esas bocas noctámbulas, que van con hambre o ebrias, bocas peligrosas, o con rostros amistosos y familiares, de la calle, de lujos, de estómagos vacíos que van en cuatro llantas. Que van en busca de seguir una tradición, o de un plato de comida simplemente. Leer el resto de esta entrada »


Cuarta sesión de la MANE: rumbo a una nueva ley de educación

Mesa de trabajo durante la cuarta sesión de la Mane. Foto: Notiagen

La Mesa Amplia Nacional Estudiantil se reunió entre el 3 y el 5 de diciembre de 2011 en la ciudad de Neiva para debatir en torno a la metodología de construcción de un nuevo proyecto de educación superior para el país.

Era viernes 2 de diciembre de 2011 y la Universidad Surcolombiana de Neiva (Usco), en el departamento del Huila, comenzó a recibir rostros forasteros. Nadie los conocía y pocas personas sabían a qué llegaban: se trataba de la cuarta sesión ordinaria de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (Mane), que empezaría al día siguiente. Estudiantes de todo el país llegarían al centro de estudios más importante del sur colombiano.

Poco a poco, mientras transcurrían la tarde, la noche y la madrugada y se aproximaba la mañana del 3 de diciembre, siguieron llegando jóvenes con maletas y organizando sus tiendas de campaña. Estudiantes de la Usco miraban con asombro lo que ocurría, sin saber de dónde aparecía la muchachada hippie con sus artesanías y malabares −la delegación de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC− y otro grupo de visitantes –de la Universidad de Cartagena−, ubicado en el lugar donde se izan las banderas. Eran las primeras personas en arribar a Neiva para el encuentro de la Mane. El motivo de congregarse era propiciar los debates en torno a la metodología de construcción del nuevo proyecto de ley de educación superior. Los principios: el respeto y la tolerancia. Leer el resto de esta entrada »


Una posición que se hace sentir en Colombia: el estudiante universitario

La Univesidad Surcolombiana (Neiva) en paro universitario.

Por: Cristian Serafín Marquin G.

Con la mirada perdida se encuentra en uno de los extremos de las ágoras de la Universidad Surcolombiana de Neiva (Huila) un hombre de tez morena, cabello liso y estatura media. A su lado, sobre una pared, hay un mural que dice: «Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles. Bertolt Brecht».

El suelo mojado deja ver el reflejo confuso del cielo opaco, así como las huellas marcadas en el piso de quienes llegan. Me dirijo hacia él e interrumpiendo su silencio, lo saludo. En un tono muy natural como acostumbra a hacer me pregunta: «¿Todo bien compañero?». Asiento con un gesto afirmativo.

Luego, nos dirigimos caminando hacia un amplio cartel rojo que, tendido en el piso plomizo, es invadido por anuncios que un hombre de pelo largo y una chica de pelo corto acomodan con cinta. Se trata del horario de clase que la asamblea ampliada del Consejo Superior Estudiantil definió hace tres semanas y rigió el paro escalonado en que estuvo la Universidad Surcolombiana (USCO) hasta el pasado 1 de noviembre cuando se declaró en asamblea permanente. Leer el resto de esta entrada »


Un almuerzo en la plaza de mercado de ‘La Perse’ (Bogotá)

Por: Oscar Corzo

Interior de la plaza la Perseverancia llamada popularmente «La Perse»

Cuando hay dinero, almuerzo y paso en  la plaza de mercado de la Perseverancia algo más de veinte minutos. La zona de comidas empieza a llenarse desde las 11.30 de la mañana. Hoy la mayoría de clientes fueron obreros de una de las vías que están arreglando junto a la estación de policía ubicada a una cuadra hacía el sur, pero estaban también los tradicionales vecinos del sector, los vendedores de verduras y frutas del ala occidente de la plaza, los uniformados novatos y los agentes de tránsito. Todos, reunidos en grupos que nunca superan las seis personas, se ubican alrededor del eje central, compuesto por aproximadamente nueve cocinas enchapadas y cuatro enormes columnas de cemento.

Los clientes reunidos a la espera de ser atendidos siempre están predispuestos a conversar. Siempre hay algo que decir o algo sobre lo cual polemizar. Para ello se presta el televisor, sintonizado en el noticiero de un canal privado, y la excesiva cercanía; personalmente siempre prefiero escuchar. Cuando preguntan mi opinión casi nunca sé qué decir. No hay música, pero no por ello el ambiente es triste o lúgubre. Huele a comida en cada rincón. Hay ruido de loza y ruido de la plaza, voces, música distante y radios encendidos con los noticieros, movimiento vehicular afuera, conversaciones, vitalidad purulenta fluyendo, a veces, acompañada por el tímido sonido de la lluvia. El olor, a pesar de los ventanales y las frías corrientes mañaneras de la montaña, se entrelaza sin diluirse ni distorsionarse; hay algo de colectivo en aquella sinfonía olfativa, algo que, aunque característico, siempre me ha resultado imposible de definir. Leer el resto de esta entrada »


Vivencias de un cierre de Congreso y un carnaval nacional

por Andrés Camilo Vega

Son las seis de la mañana y suena el despertador, tenemos una mañana fría y lluviosa en la ciudad de Ibagué. Un baño y un chocolate con buñuelo sería todo antes de salir a la Universidad del Tolima a buscar un bus que nos transportará hacia Cajamarca (Tolima): con suerte corrimos que la Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud y la Seguridad Social Integral y Servicios Complementarios de Colombia (ANTHOC) de Tolima prestara un bus para las y los estudiantes. Ya arriba de él cogimos el camino hacia las 8:30 AM, pero no por mucho tiempo duró la dicha ya que en el Centro de Atención Inmediata (CAI) de la Policía Nacional de Boquerón (Ibagué), la Policía nos paró e hizo una requisa bastante exhaustiva a estudiantes y al bus, con verificación de documentos. Sin encontrar gran detalle proseguimos el camino lleno de curvas, niebla, lluvia y vegetación, una hora fue necesaria para llegar al destino acordado.

Ya en Cajamarca nos dirigimos hacia la vereda La Estrella, ubicada más arriba por la carretera yendo hacia Armenia, una caminata de 40 minutos aproximadamente por un costado de la carretera mientras buses, jeps, carros y mulas pasaban por nuestro lado. A lo lejos, un trancón de mulas, más cerca se veía la marcha, todas las personas que participaron en el Congreso Nacional de Tierras, Territorios y Soberanías, todas listas para marchar en contra de la explotación minera en el municipio presente y en cualquier parte del país que se quiera hacer explotación a gran escala por transnacionales mineras como Anglo Gold Ashanti en este caso. Ya sumergidas en la marcha hacia las 11 de la mañana y preguntando lo acontecido en la ciudad de Cali fuimos avanzando por el carril derecho de Armenia a Cajamarca, dejando el otro libre para carros. Leer el resto de esta entrada »


Chivas para arribar, tulpas para calentarse, bastones para proteger. Tres días en la Univalle para los pueblos organizados

Desde el viernes 30 de septiembre de 2011 empezó en la Universidad del Valle, institución pública con sede en la ciudad de Cali, el Congreso de Tierras, Territorios y Soberanías, espacio de encuentro de múltiples organizaciones campesinas, indígenas, estudiantiles y de barrios populares y donde colectivamente plantean alternativas en vista a solucionar sus principales problemáticas con respecto a tierras, territorios y autonomía como grupos humanos.

John Jairo Duque

Agarrados de la chiva, rumbo al Congreso

Caminamos otra vez por entre combos de tulpas. Algunas comunidades indígenas llaman tulpa al fogón alrededor del cual se desenvuelve un sinnúmero de relaciones, entre ellas el compartir alimento, su elaboración y la palabra. Al fondo resuena amplificada la música indígena resaltando la flauta que no falta. Rato por rato llega una chiva y otra, desde uno y otro resguardo indígena, que viene del Cauca, con la capota ya llena de personas, ya cargada de leña, que luego descargan entre hombres y mujeres, y arrumes de su propio pancoger, incluido mucho plátano verde. Leer el resto de esta entrada »


Fotoreportaje: La Universidad Nacional de Colombia se movilizó en Bogotá por una educación pública y de calidad

Miles de estudiantes se congregaron en la plaza Che Guevara de la U. Nacional desde las 9 am para dar inicio a una marcha que reivindicó durante el recorrido los derechos del estudiantado y que manifestó de múltiples formas su rechazo a la reforma de la Ley 30 de la educación.

Niños que apoyaron la marcha Por María Angélica Contreras Castañeda

Acercándose las 11 de la mañana empezaron a llegar a la plaza principal de la Universidad, las distintas organizaciones que terminaban reuniones previas a la movilización en sus respectivas facultades. La marcha inicia por la Calle 45 con el fin de llegar a la Carrera Séptima y tomar el sur rumbo la Plaza de Bolívar en el centro de la ciudad. Leer el resto de esta entrada »


La paz, sesenta años, la tierra y lo que alberga: el país nuevamente se expresa en Barrancabermeja.

 

Así lucia la Villa Olímpica convertida en alojamiento. Foto: Corporación Expresión

Con comparsas, intercambios, testimonios, música y manifiestos comenzó y concluyó el Encuentro Nacional por la Tierra y la Paz. En el mismo lugar, agosto celebra los sesenta años de creación de la Empresa Colombiana de Petróleos, que pudo ser por la terquedad de unos trabajadores que quisieron para la nación lo que hoy sigue buscando: tener y estar en el lugar que merece. 

Días de agosto: 12, 13 y 14. Más de 20 mil personas llegaron a Barrancabermeja, en el departamento de Santander. Allí se encontraron todas las regiones del país y varios lugares del mundo para poner al diálogo como la ruta de solución del conflicto social y armado en Colombia; 25 de agosto: sesenta años atrás, en el mismo escenario, los trabajadores petroleros permitieron que la nación colombiana tomara en sus manos su destino como dueña de sus riquezas. 

Llegando a Barranca

Desde distintos puntos de Colombia, la gente iba llegando a la cita del 12 de agosto de 2011. Arribaron mujeres y hombres del departamento de Caquetá; del departamento de Bolívar; de la región del Catatumbo, del municipio de Girón, de Cúcuta, de Arauca, de Cundinamarca, Bogotá y Soacha; de Yondó, Cimitarra y de todo el Magdalena Medio; del Putumayo, del Cauca, gente de Remedios, en Antioquia, y delegados internacionales de Filipinas, Chiapas, El Congo y Francia. El 25 de agosto de 1951, la decisión obrera en este puerto sobre el río Magdalena dio a luz una historia de soberanía nacional. Leer el resto de esta entrada »


La Caravana Internacional en el sur de Bolívar continua su recorrido

La caravana internacional en el Sur del departamento de Bolívar continua su recorrido por los diferentes municipios de la región.

Pobladores del Sur de Bolívar

La caravana ha realizado recorridos por las veredas y caseríos de los Municipios, conversaciones con la comunidad para conocer y escuchar las problemáticas y alternativas que viven los habitantes de la región. Igualmente los miembros de la caravana señalan que están conociendo los proyectos que como explican sus habitantes “son alternativos y proponen otros modelos económicos beneficiosos para la región como las fincas donde se siembra maíz, arroz, producen panela o dulce, y otros productos”, consideran que “rompen con el monocultivo a la vez que se organizan contra las multinacionales”.

Del mismo modo las comunidades han explicado la razón de las distribuciones zonales en las cuales se han dividido. Señalan que cada zonal es una manera de dar una forma propia de organización que los identifique y a la vez rendir homenaje a las personas del Sur de Bolívar que a lo largo de todos estos años han sido asesinadas por su labor del lado de las comunidades. Leer el resto de esta entrada »


El Quimbo, camino a la privatización del río Magdalena

Reunión Asquimbo en la vereda San Antonio de Pescador

El Río Grande de la Magdalena es una arteria fluvial que recorre gran parte del país. Pasa por 19 departamentos y 728 municipios donde vive cerca del 66% de la población colombiana, de modo que se convierte en un importante medio de transporte para el comercio. Se le considera como el “Río Madre de la Patria”, pues desde su descubrimiento en 1501 fue la vía más importante de comunicación del país con el principal puerto marítimo: Cartagena de Indias. Solamente con la construcción de nuevas carreteras y aeropuertos en el país a mediados del siglo XX el río quedó relegado.

Los pueblos precolombinos lo conocían como el río Huancayo. Nace en el sur del departamento del Huila, concretamente en la Laguna de la Magdalena, localizada a 3.350 metros de elevación sobre el páramo de las Papas, en el Macizo Colombiano. Allí nacen, además del Magdalena, los ríos Cauca, Patía, Caquetá, Putumayo y Saldaña, afluentes hídricos claves para el desarrollo agrícola del país, ya que abastecen al 70% de la población nacional.

A 30 kilómetros de Neiva, capital del Huila, se encuentra la Represa de Betania, construida el 30 de junio de 1981 e inaugurada por el presidente Virgilio Barco el 4 de septiembre de 1987, generando el 15 % de energía que consume el país (540 megavatios). Para esta construcción se desvió el caudal del río Magdalena y el rió Yaguará, inundando 7.400 hectáreas de tierra, casi todas productivas, siendo reforestadas solo 150 hectáreas alrededor del embalse. Este espejo de agua tiene una extensión de 23 kilómetros y 92 metros de profundidad, afectando a los municipios de Yaguará, Hobo, Gigante y Campoalegre.  Leer el resto de esta entrada »


¿Qué se teje en el Paseo de los Artesanos de Neiva?

Por: Laura Marcela Perdomo

Dicen que el Malecón de la ciudad de Neiva es uno de los ejes y epicentros turísticos más destacados del departamento del Huila. Recorrerlo es una danza entera cuando se pasea de lado con el imponente río Magdalena, que es a la vez un camino en movimiento, una extensa mirada a la historia y el mayor afluente hídrico del país. En realidad, el Malecón es un pequeño tramo de lo que se conoce como El Parque Longitudinal, que alberga uno de los dos lados de la larga Avenida Circunvalar.

Aunque se considera un sitio estratégico de la región huilense, el Malecón no ha sido ajeno a los estigmas. El abandono en el que lo tienen los gobiernos locales y la misma ciudadanía, la falta de garantías para su desarrollo y la inseguridad que lo rodea han ejercido una gran presión para arrebatarle a este sitio su importancia social y cultural, pues, además de ser simbólico, es uno de los pocos espacios que recibe a los turistas que llegan a Neiva. Leer el resto de esta entrada »


Memorias del agua en Bogotá: libro inundado de ideas

La noche de anoche estuvo pasada por agua. Esta vez, en el mejor de los sentidos. Ayer 15 de junio en la Biblioteca Luis Ángel Arango se hizo el lanzamiento del libro Talleres de crónica. Memorias del Agua en Bogotá. Antología, en cuya elaboración participaron 40 autoras y autores en su mayoría protagonistas de las historias y los relatos que allí aparecen.

Los talleres de crónica son un proyecto de la Biblioteca Luis Ángel Arango, la Facultad de Comunicación y Lenguaje de la Pontifica Universidad Javeriana —con su revista Directo Bogotá— y la Secretaría General de la Alcaldía Mayor de Bogotá-Dirección Archivo de Bogotá.

El libro es reflejo de una acción que combina muchas métodos: del periodismo, de la pedagogía, de la literatura, de la memoria, de la historia, de la escritura popular, de la elaboración académica, del amor por escribir, del aprendizaje mutuo de instructores y cronistas, de la narración oral, del intercambio entre lo oral y la tecnología que permite que otros “lean” lo hablado, del contacto inmediato con lugares donde sucedieron y suceden los relatos… ¡en fin…!

  Leer el resto de esta entrada »


Crónica de la Minga en defensa de la vida en Cajamarca

por Paulo Cortés

El sábado 8 de mayo de 2011 amanece gélido y gris sobre el municipio de Cajamarca (Tolima), las múltiples fincas agrícolas de la región ya se movían intensamente desde la madrugada para abastecer las necesidades alimentarias de Ibagué y muchas otras ciudades donde llegan los productos de estas tierras que otrora defendiera aguerrido el pueblo pijao —pueblo indígena que pobló la cordillera central de los Andes en Colombia— haciendo reubicar la ciudad de San Bonifacio de las Lanzas hasta donde se encuentra hoy en día Ibagué.

A las 7 de la mañana doña Erminda abría las puertas de su humilde tienda ubicada frente al coliseo central de Cajamarca, luego de despedir a sus dos hijos, como todos los días, quienes se dirigían a una finca con cultivos de papa, arracacha y mora en el último de los días de trabajo donde recibirían su jornal en papel moneda, el cual se terminaría invirtiendo en las necesidades más básicas pues el sueldo no alcanza para ahorrar para una casita para su madre, pues no quieren que siga atendiendo la tienda porque creen que ya se merece los días de descanso de la vida.

Doña Erminda echa cuatro cucharadas de café en una olleta con agua caliente, adiciona azúcar y sirve dos tintos para dos señores canosos con ruana y mirada campesina y noble que fuman cigarrillos y se ríen entre ellos.

A las 8 de la mañana comenzaron a llegar al coliseo un grupo de personas con grandes maletas, ollas, bultos de comida y cámaras fotográficas; algunas eran indígenas, otras «mechudos marihuaneros», como dijo doña Erminda. Leer el resto de esta entrada »


Reserva natural La Riviera: un Jueves Santo en Palestina, Huila

por Paulina María Yáñez Vargas

Eran las 6:37 am en Palestina. Llovía y la niebla poco dejaba ver las montañas que por todos los puntos cardinales custodian a este municipio del sur del Huila, el cual dista 205 Km de Neiva. Ansiosos, Angie, Hernando, Cristian y yo esperábamos la salida hacia la vereda Villa del Macizo que nos esperaba con su belleza y con una tierra muy negra y fértil. El casco urbano está ubicado a 1.552 metros sobre el nivel del mar (msnm) y ascenderíamos a 1.850 y 2.270 msnm, la parte más alta de la Reserva Natural La Riviera, nuestro destino.

Hacía ya unos días que estaba planeada la excursión a un lugar que se describía muy especial y el Jueves Santo fue el indicado para realizarla. Toda la noche anterior llovió y en la mañana del 21 de abril de 2011 el cielo siguió llorando. Por esa razón, Angie vestía un saco y chaleco negro, su hermano Cristian un impermeable amarillo y Hernando, mi padre, había pedido prestada una carpa que nos cubriría en el trayecto. Viajaríamos en dos motos.
El reloj marcaba las siete de la mañana y todavía no se prendían los motores de las dos motocicletas. Hernando Yáñez, un hombre moreno y miembro de una Asociación de Servicios Ecoturísticos (Ecotupales) llamó vía celular a Mayer Bravo, administrador de la reserva. La conversación dejó dicho que la llegada de dos periodistas de Global CNC Noticias, un medio de comunicación de Neiva, estaba retrasada. Esta pareja de profesionales viajaban a Palestina a hacer un registro videográfico de La Riviera y fueron el pretexto para que Angie, Cristian, mi papá y yo nos uniéramos a conocer ese paraíso natural. Mientras tanto, la lluvia disminuyó y la niebla iba dejando ver los diferentes tonos verdes de las montañas. A las 8:00 am partimos. Leer el resto de esta entrada »


El rebelde de la plaza

Crónica de un Primero de Mayo en Pasto (Nariño)

Eran ya casi las 10 de la mañana de este Primero de Mayo de 2011. La gente iba llegando pero la policía ya estaba allí. El sitio de encuentro fue la casa de SIMANA como casi siempre. La casa del educador se ha erigido como símbolo de resistencia popular no sólo de docentes, sino de todo aquel que es convocado y llega. Cerca de 3.000 personas entre grupos de estudiantes, campesinos, mujeres, niños, LGTB, clase obrera y más iniciaron la movilización por las principales calles de esta ciudad. Una fuerte sacudida, ya sea de conciencia para algunos o emocional para otros, se sintió en la pequeña urbe al paso de la multitud. A medida que se avanzaba en el recorrido crecía la indignación de la gente que se movilizaba al mirar cantidad de locales comerciales abiertos: trabajadores esclavos de los negreros de hoy que desconocían la fecha o pretendían hacerlo. «A cerrar, a cerrar, al pueblo no explotar» era la consigna de los marchantes en ese momento. Varios negocios de venta de ropa a lo largo de la calle 18, una de las principales de la ciudad, cerraban sus cortinas al paso del coro. Otros, más prestigiosos se resistían a cerrar sus puertas pero, ante el plantón que hicieron los manifestantes en frente de sus puertas, no tuvieron alternativa. Las voces se alzaban llenas de frenesí y amor de pueblo. Retumbaban las ansias del cambio social en cada grito, en cada pinta…

«Contra la gran minería, fuera transnacionales» o «Queremos chicha, queremos maíz, multinacionales fuera del país» eran arengas que manifestaban el inconformismo de un pueblo, el nariñense, que hoy mira las fauces de las empresas transnacionales nuevamente en su territorio saboreando las millonarias ganancias que obtendrán del tan rayado mapa minero de Nariño. Leer el resto de esta entrada »


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 787 seguidores