Construyendo el Mandato de los Territorios Urbanos

    Discusion y Plenaria en comisión de Tierras y Territorios Urbanos. Foto: Irene

Discusión y Plenaria en comisión de Tierras Y Territorios Urbanos

Durante el Congreso de Tierras, Territorios y Soberanías, los participantes de Tierras Y Territorios Urbanos denunciaron el constante ataque al territorio urbano, reflejado en los problemas de privatización de los servicios públicos, los precarios niveles de salud y educación, los excluyentes Planes de Ordenamiento Territorial que han despojado a los pueblos de sus comunidades, y la incursión de capital financiero extranjero en nuestro país. Ante esto, la comisión de Tierras y Territorios Urbanos determinó que el movimiento social debe mandatar y luchar por la defensa de los derechos humanos y la sociedad que se desea.

En la primera sesión del Congreso de Tierras, Territorios y Soberanías, en el marco del Congreso de los Pueblos, las comunidades afros, indígenas, campesinas, el sector urbano, los estudiantes y todo el pueblo en su conjunto se reunieron para debatir y legislar sobre los territorios.

En el eje de Tierras y Territorios Urbanos, desde las 9:00 a.m. del primero de octubre, se constituyeron ocho (8) subcomisiones que caracterizaron el momento en el que se encuentran los diferentes territorios, analizaron los conflictos que se han generado y lograron visibilizar las propuestas y mandatos que el pueblo va a proponer. En esa medida, la primera temática se orientó a través de las siguientes preguntas: ¿Cuáles son las políticas y estrategias que nos despojan del territorio? y ¿Quiénes las formulan y aplican? Los consensos y los ejes de las discusiones se dieron en torno a problemáticas como las políticas de la Banca Privada y la incursión de capital financiero extranjero que está ingresando en nuestro país, utilizado como herramienta de despojo a las personas de su territorio, al igual que la crítica a los Planes de Ordenamiento Territorial que responden a unos intereses de clase basados en el capital extranjero que forjan un desplazamiento intraurbano debido a los mega proyectos, convirtiéndose en una política de despojo de los territorios; al respecto, se señaló la situación presentada con el Plan Zonal Centro, en donde se están realizando proyectos de gran infraestructura en barrios populares de Bogotá que compran casas a valor catastro y no a valor comercial, lo que dificulta que estas personas que son obligadas a vender sus casas logren conseguir otro lugar de vivienda. Por otro lado, la problemática de los servicios públicos generada por la privatización trajo como consecuencias el alto costo y precario servicio, el aumento de las tarifas de aseo que superan en casi un 300% el costo del agua y un servicio que no llega a las zonas de periferia, tal como sucede en Ciudad Bolívar, donde varios barrios presentaban mercurio en su suministro de agua. Además, de la explotación del agua como factor de problemáticas ambientales y sociales.

La segunda temática giró en torno a ¿Qué tipos de conflictos se han generado entre las comunidades a partir del modelo dominante? Los aportes generales apuntalaron al desarraigo que existe en las comunidades como generador de una fuerte fragmentación social, para lo cual se propuso generar acciones colectivas que contrarresten dicha fragmentación. Por otra parte, se señaló la importancia del proceso de reestructuración que está sufriendo el Estado para fortalecer el capital, generando un control sobre la movilidad de los recursos, los capitales y las personas, y creando una intervención sobre el territorio, lo social, lo político y lo económico.

Finalmente, se plateó la discusión en torno a ¿Cuál era la visión, aspiración alternativa de sociedad en esta materia? y ¿Qué mandatos y propuestas de acción se habían construido? Frente a la segunda pregunta, el Movimiento Alimentario de Bosa manifestó que el mandato se basaba en la necesidad de acumular fuerzas para generar poder y legislación popular, dicho mandato contenía: Formación en Educación Popular, Proyectos Productivos Solidarios, incidencia y movilización, cultura que reconozca el territorio, lucha por la integralidad de los derechos, avanzar en un Plan de Ordenamiento Territorial donde el barrio sea el núcleo y la protección del Medio Ambiente.

También, los participantes han propuesto generar espacios organizativos que logren consolidar una plataforma de trabajo y articulación, donde se vinculen los mercados campesinos con el sector urbano para generar tiendas comunitarias, además de la creación de una octava papeleta en donde se mandate sobre la salud y la educación para combatir la venta de estos derechos, puesto que la lucha es contra el Tratado de Libre Comercio (TLC) que genera la transnacionalización de la educación y crean EPS que convierten la salud en una mercancía.

En las deliberaciones dadas las personas expresan la necesidad de construir un proceso de capacitación e información que confronte la manipulación mediática, que permita descolonizar nuestras mentes y recuperar la memoria colectiva como garante de identidad y reconocimiento de nuestros derechos, en la perspectiva de que se construyan planes de vida por parte de las mismas comunidades, mediante la participación y movilización. En este sentido, se hace indispensable fortalecer el movimiento social, a partir de la articulación de los diferentes sectores, logrando crear una reforma de ordenamiento territorial democrático y popular, que se convierta en un mandato democrático y popular para superar los problemas urbanos planteados.



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s